13/11/2003 | 825

Solidario con la causa

Los saluda un compañero de lucha del sector de la pesca de la Patagonia. Estuve mirando la página (de Internet) del Polo, y vi toda la crisis que están pasando nuestros compañeros de la pesca, los obreros de las plantas pesqueras. Me recuerda a épocas pasadas del año ‘85 hasta los ’95, donde acá estaba lleno de cooperativas truchas puestas por los mismos empresarios en connivencia de los políticos de turno. En Puerto Madryn las hicimos desaparecer; quedan algunas en Comodoro, impulsadas por Barilari y su banda, con la complicidad de algunos compañeros laburantes. Pero ahora, con el nuevo Convenio Colectivo que se firmó, más algunas leyes que impulsamos y se aprobaron, les cerramos el camino a todos los delincuentes y explotadores del sector; cada vez les cerramos más el camino. Lo que yo quisiera es alguna dirección e-mail de alguien del sindicato del Soip, para ver si en algo los podemos ayudar; estoy seguro que sí. Nosotros ya la pasamos, pero siempre hay que estar alerta.


Me despido con un fuerte abrazo, y espero tener contacto lo antes posible.


 

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género