10/07/1997 | 547

Solución transitoria

Estimados compañeros del PO:


Les envío otras líneas para el rincón poético.


 


En el indeseable esquema del invierno


tu cuerpo es esencial para mi vida,


con este frío que mata y reprime el fuego


como dictador ministro de la democracia.


Necesito la bufanda de tu amor fogonero


que incendie la paralizante escarcha,


para que no se me estanque en la sangre el veneno


de la cama vacía/rama pelada.


No sos vos lo que sueño; pero sos lo más parecido;


aguardiente o licor que calienta …


y me da lo mismo. Porque no es lujo lo que pretendo


sino, la distensión de una sábana encendida.


Sí, el invierno tortura y obliga al olvido


de la exquisitez por la supervivencia.


Yo no soy —lo sé— el puerto de tu destino


pero podemos alentarnos en mutua fogata


hasta que estalle el verano


con la libertad buscada.