23/05/1996 | 495

Zanola entrega la Obra Social a una multinacional

Confirmando la denuncia de PO Nº 491, Zanola cerró su negocio: el ISSB fue entregado a una multinacional. La solicitada de la Asociación Bancaria (Clarín, 21/4) no deja lugar a errores de interpretación. En un alarde de cinismo, Zanola les anuncia a ‘sus representados’, que confirmando su posición de que “la obra social bancaria es posible” (los trabajadores necesitábamos de Zanola para darnos cuenta de eso), firmó un acuerdo con IHG para “asistir al sindicato en la reestructuración organizacional” (vulgo despidos), financiera (vulgo negociados, administrativa y operativa (vulgo más despidos). Los despidos anunciados no son producto de la imaginación; en el sexto párrafo critica a la oposición que no se diga “como disminuirlo (al personal) en forma ordenada y no traumática”; para eso Zanola viajó a Washington DC, se reunió con la IHG y allí, entrega mediante del ‘negocio’ de la salud de los trabajadores bancarios, le explicaron cómo sin perder “el debido respeto” se echa al “personal sobredimensionado”.


Este negociado, que Zanola presenta en forma tan desembozada y cínica, no es una actitud aislada ni exclusiva; es el camino que toda la burocracia sindical, de adentro y afuera de la CGT, recorre en su afán de ‘morder’ algo de los negocios que monta la burguesía, en su triste papel de ‘socios indeseables’, que ya cumplen en la AFJP, en las ART y ahora en las obras sociales sindicales.


Por eso la consigna de la lista Naranja de “plan de lucha” deberá tener como primer punto el raje sin “el debido respeto” de este burócrata.