07/10/2004 | 871

Se abre camino

Desde que comenzamos a organizar el Felco, nos planteamos la necesidad de luchar por un subsidio del Incaa (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovi­suales), organismo estatal de fomento a la producción y difusión del cine ar­gentino.


En mayo presentamos el pedido y re­clamamos una reunión con Jorge Cosda, presidente del Instituto. Pasaron varios me­ses y no obteníamos respuesta.


Mientras tanto, el Felco crecía. Las películas llegaban de todos lados (hoy son más de 100) y los realizadores y gru­pos de cine y video empezaron a nuclearse alrededor del festival. Comenza­mos a realizar reuniones para debatir acerca de las condiciones de producción de nuestro cine y de lo que irónicamen­te denominamos "el camino del Incaa”, es decir las trabas burocráticas y la falta de una política hacia las realizaciones que están “fuera de la industria cinema­tográfica”. Todos coincidimos en que era necesario organizamos para encarar un reclamo colectivo.


Se discutió entonces organizar una movilización para reclamarte al Incaa el apoyo al festival. Cuando le pusimos fe­cha de la movilización, “mágicamente” re­cibimos un llamado del Incaa invitándo­nos a una reunión…


Se realizaron dos reuniones con la presencia de compañeros del Ojo Obre­ro y otros realizadores. El Incaa se com­prometió a: 1) campaña de difusión del festival con afiches de calle; 2) 24 cine- móviles, en las 24 provincias, para los dí­as 25,26 y 27 de noviembre, en los que se proyectarán las mismas películas que en la sede central de] festival; 3) cesión de la sala 2 del Complejo Tita Merello pa­ra los días 25, 26 y 27 de noviembre, co­mo sede central del festival. También se comprometieron a realizar un aporte económico para solventar los gastos.


Estaremos alertas para garantizar el cumplimiento de este compromiso.

También te puede interesar:

Es una de las películas nominadas al Oscar, esta en las cartelera de cine en Argentina con el título de “Hermosa venganza”.
El film de Spike Lee, que puede verse en Netflix, entrelaza pasado y presente de la opresión del Estado norteamericano a nivel internacional y fronteras adentro.
Su décima edición contó con el aporte de centenares de artistas. Un balance.
El Festival Latinoamericano de la Clase Obrera (Felco) llegó a los sectores de la Ciudad de Buenos Aires más golpeados por el régimen social en el que vivimos.