01/07/2020

Artistas y trabajadores de la cultura platense nos organizamos

Una primera asamblea regional resuelve un plan de acción por los reclamos del sector.
Por Julio M. Pavón Frente de Artistas

El sábado 27 de junio se llevó a cabo una asamblea de artistas y trabajadores de la cultura de la región de La Plata, Berisso y Ensenada. El objetivo fue debatir los problemas de los distintos sectores y disciplinas, que han sido profundizados por la pandemia, y organizar los reclamos que puedan orientar una salida. La asamblea virtual fue convocada por artistas de distintas áreas: músicos, actores, fotógrafos y artistas plásticos, y de la cual participaron tanto artistas independientes como las agrupaciones Músicos Organizados, Actuemos, Frente de Artistas, Arte al Ataque y Trabajadorxs Muralistas Organizadxs La Plata, Berisso y Ensenada (Tramo).


La iniciativa, que fue precedida por asambleas nacionales que ya se vienen organizando y han desarrollado distintas intervenciones (Asamblea Nacional de Artistas y Trabajadorxs de la Cultura, Asamblea de Trabajadores de la Fotografía, Asamblea Nacional de Artistas Escénicxs y Trabajadorxs de la Cultura), partió de la caracterización alarmante del sector y fue recorriendo las formas particulares en que la crisis va golpeando a cada artista y espacio cultural de la región.


La suspensión de actividades, cancelación de obras y eventos y las limitaciones de circulación han paralizando completamente el circuito artístico y cultural de la ciudad, como así también la mayoría de los trabajados relacionados. Esta situación, en un sector dominado por la informalidad, el trabajo precario y temporal y con ya más de tres meses de confinamiento, no solo ha agravado la crisis que crece hace años, sino que está empujando a los trabajadores de la cultura a una situación límite. La reducción de los ingresos, en el mejor de los casos, y la ausencia total de ellos en muchos otros, ha llevado a a muchos a depender completamente de los insuficientes $10.000 del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Pero con una canasta familiar arriba de los $40.000, el IFE ni siquiera sirve para cubrir las necesidades más básicas, dejando a muchos en la pobreza extrema, incluso si tienen la “suerte” de poder cobrarla. A esto hay que agregar los contratos adeudados del Estado con los artistas, que solo a nivel municipal ascienden a $1.700.000.


Otras “opciones” han sido la beca concursable del Fondo Nacional de las Artes para la producción artística de un monto único (y entregado a solo 70 artistas en toda la Provincia de Buenos Aires), los programas de contraprestación que ni siquiera plantean un monto superior al IFE o los prestamos a tasa cero para monotributistas -que, quienes ahora no tienen ingresos, no saben como los van a pagar.


Otro problema que sobrevoló la reunión fue la situación de los espacios independientes, que dan vida al circuito cultural y son fuente de trabajo para muchos. En esta situación no solo están completamente paralizados, sino que ya no pueden pagar ni el alquiler ni servicios, corriendo el peligro de tener que cerrar sus puertas definitivamente, lo cual sería un golpe tanto para las diversidad de expresiones culturales que transitan sus espacios como para las fuentes de trabajo. La prohibición de desalojo no tiene en cuenta ni cómo se van a pagar las deudas cuando se levante la cuarentena ni cómo van a subsistir sus trabajadores en todo este período.


La política del Estado se constata, en el mejor de los casos, como completamente insuficiente. Pero al mismo tiempo, distintos compañeros señalaron un punto clave: la idea de que no habría recursos para solventar una política para paliar todos estos problema contrasta radicalmente, por ejemplo, con el subsidio que el Estado brinda a las empresas mediante las ATP, o la moratoria impositiva y de cargas sociales al mismo sector, ambas financiadas con los fondos de la Anses.


La asamblea se estableció como un primer paso regional en el debate y organización en torno a todos estos problemas y tomó una serie de resoluciones, entre ellas el empadronamiento de todos los colegas en situación de emergencia, el apoyo al proyecto de artistas en emergencia presentado por la bancada del Frente de Izquierda en el Congreso Nacional, seguir participando de las asambleas nacionales -la próxima, el 4 de julio- y convocar una nueva asamblea regional el 18, participar de las intervenciones impulsadas por Tramo, realizar un mailazo con los reclamos al gobierno municipal y provincial y la organización de un Festival Platense para el sábado 11 de julio.



Todas estas acciones tienen el objetivo de hacer visible la situación pero también agrupar a los diversos sectores y desenvolver la lucha, en la medida de las posibilidades de la cuarentena, para exigir al Estado la atención de todos los problemas que nos afectan. A la compensación salarial que encabeza el pliego de reclamos se suman la exención del pago del monotributo, suspensión del pago de servicios y alquileres de espacios donde se desarrollen actividades culturales, pago de montos adeudados de los Estados Nacional, Provincial y Municipal a trabajadorxs de la cultura, IFE y tarjeta alimentaria, prohibición de despidos, suspensiones y cesanteos, tarifario o reconocimientos para contenidos virtuales para artistes y un aumento de emergencia del presupuesto a la cultura, bajo control de artistas y trabajadores del sector. Para financiar una política en este sentido, también se planteó un impuesto extraordinario a las plataformas virtuales, que están haciendo un gran negocio con la cuarentena y que en muchos casos dependen de la producción de los artistas.


De la continuidad y el crecimiento de esta organización independiente y del plan de lucha que comienza a desarrollarse va a depender la suerte de muchos artistas, trabajadores de la cultura, espacios culturales y el circuito del arte y la cultura de toda nuestra región. La conciencia del lugar que le toca ocupar al arte independiente, junto a los trabajadores y las clases populares golpeadas por la pandemia y la crisis, en contraposición al Estado y su defensa de los intereses capitalistas, es fundamental para luchar por una salida que empiece a resolver nuestros problemas.


Convoquemos al conjunto de artistas y trabajadores de la cultura de La Plata, Berisso y Ensenada a participar de estas iniciativas e impulsemos la organización de un gran Festival Platense de Artistas y Trabajadores de la Cultura este 11 de julio, por la compensación salarial de $30.000 y todas las reivindicaciones del sector.


Para empadronarte por todos estos reclamos:



 

También te puede interesar:

Los casos se repiten en el distrito sin respuestas de los gobiernos.
El descontrol y la “relajación” del Estado ante la cuarentena disparó un número impensado de contagios que conmociona a la ciudad bonaerense.
La insuficiencia edilicia y la falta de inversión en infraestructura se vuelven a manifestar en el distrito.
Los trabajadores residentes del Trauma llevan reclamando por la falta de insumos de bioseguridad elementales para hacer frente al Covid-19.
En diálogo con Prensa Obrera, denunciaron reducciones salariales y falta de elementos de protección. Y advirtieron que la gestión gubernamental de la pandemia "es un circo".
En la localidad bonaerense de San Martín. La familia responsabiliza a la policía y al municipio.