Cultura

7/2/2024

BGM despide (y censura) a Roger Waters por su apoyo a la resistencia palestina

Roger Waters.

En los últimos días ganó notoriedad en los medios periodísticos internacionales y redes sociales la cancelación del contrato del cantante y músico Roger Waters con la discográfica multinacional BGM.

Desde el 1° de julio de 2023 la firma pasó a manos del CEO Thomas Coesfeld, titular de la empresa Bertelsmann, quien de forma veloz canceló la salida de un disco con la reversión del clásico de Pink Floyd “Dark Side of The Moon” (1973). Finalmente editado por la compañía británica Cooking Vinyl.

El contrato firmado en 2016 entró en crisis al ser acusado (Waters) de antisemita, al momento de salir el cantante y bajista a expresar fuertes denuncias contra los bombardeos sionistas e imperialistas en la Franja de Gaza. Expresión que tuvo como respuesta del artista que “lo más fácil es señalarme como antisemita, y es porque no tienen un compás moral. Están cometiendo genocidio, están oprimiendo a otro pueblo”. Sumado a que en todos sus recitales las pantallas gigantes se tiñen de rojo intenso y con letras blancas reclama el fin del genocidio.

BGM, con nuevo propietario, se ha sumado a Creative Community for Pace (Comunidad Creativa por la Paz), organización prosionista que le envió una carta abierta a la discográfica solicitando la reconsideración de la relación comercial con el músico inglés. A esto se le suma el apoyo de Bertelsmann al gobierno israelí de Benjamín Netanyahu, posterior al 7 de octubre.

Lo realizado por BGM fue un fuerte hecho de censura y atropello a la libertad de expresión. Toda la solidaridad para con Roger Waters, su música, sus letras y su enorme lucha antibélica y antiimperialista.

Qué mejor forma para terminar este artículo que la palabra del artista en sus redes sociales: “No hay equivalencia, allí están los oprimidos, los palestinos y el opresor el gobierno israelí. El opresor ha estado asesinando a los oprimidos durante setenta y cinco años. Únete a la voz de la gente, el enorme coro mundial de protesta”.