27/05/2004 | 852

El Festival Latinoamericano de la Clase Obrera

La oportunidad de una gran campaña política


El Festival se desarrollará en un contexto político de enorme importancia. La presencia de las cámaras militantes es ya un fenómeno internacional. Las tendencias a la rebelión popular han hecho resurgir estas expresiones de cine en distintos países, continuando una tradición que se remonta a las primeras imágenes de Eisenstein, y atraviesa el siglo veinte con expresiones en América Latina como el Cine de la Base y el Cine Liberación en Argentina, o la Cinemateca del Tercer Mundo en Uruguay.


Como se plantea en nuestra convocatoria, “nos dirigimos en primer lugar a los realizadores del medio audiovisual pero no sólo a ellos, también a todos aquellos que desde el campo de las artes y la cultura se identifican con la lucha de sus pueblos. Intentamos, con este Festival, no sólo difundir las producciones del llamado ‘cine militante’ o ‘cine piquetero’ (como es denominado hoy en Argentina), sino que queremos que los realizadores individuales y grupos que están en las calles con sus cámaras para reflejar la realidad desde el lugar de los que luchan, tengamos la oportunidad de conocernos e intercambiar experiencias. Ya no nos cabe mirar desde una nube”.


Se trata de un festival militante. No nos limitaremos a proyectar durante tres días las películas seleccionadas; en todo caso esa será la culminación de un extenso programa de actividades en las sedes universitarias de Artes, Comunicación, Diseño de Imagen y Sonido y Diseño Gráfico, entre otras. Allí realizaremos proyecciones de los filmes que ya estamos recibiendo para dar lugar a una selección realizada por el público; se mostrarán también retrospectivas del cine político de los ‘60 y ‘70, y se organizarán debates sobre las distintas temáticas (mujer, propiedad privada, rebeliones populares, movimiento de desocupados). Inclusive ya hay propuestas de realizar talleres de cine, concursos de afiches sobre las diferentes temáticas, etc.


Invitamos a los comedores piqueteros, sindicatos y empresas bajo gestión obrera, centros culturales y asambleas populares, a sumarse a la iniciativa, constituyéndose en sedes del Festival.


La repercusión y el aliento de los realizadores latinoamericanos, aun antes del lanzamiento oficial; el apoyo de distintas cátedras universitarias, de centros de estudiantes y de la propia Fuba; y la segura presencia de personalidades de la cultura, de las organizaciones piqueteras y de las organizaciones de cine militante, nos permiten vislumbrar una actividad masiva.


Llamamos a todos los compañeros a que valoren esta oportunidad en cada provincia, en cada barrio, y que se pongan en contacto con nosotros. El Festival Latinoamericano de la Clase Obrera ya está en marcha.


[email protected]