07/09/2006 | 962

«Fuerza Aérea S.A»: ¿Control civil o control obrero?

El 31 de agosto pasado se cumplieron 7 años del “accidente” que sufrió el avión de Lapa vuelo 3142, cuando murieron 65 pasajeros.


En el aniversario Prensa Obrera participó del estreno de la película “Fuerza Aérea S.A.” de Enrique Piñeyro (director de “Whisky Romeo Zulu”) proyección organizada por Apla (Asociación de Pilotos), Apta (Asociación de Personal Técnico), Acta (Asociación de Controladores de Tránsito Aéreo) y la Asociación de víctimas de accidentes aéreos.


El eje del documental es que aún hoy, después de casi 50 años, la aviación civil sigue siendo comandada por la Fuerza Aérea. “Piñeyro asegura que una de las principales causas de lo ocurrido es la corrupción que, insiste, compromete al alto mando de la Fuerza Aérea, que tiene la responsabilidad de controlar a la aviación civil y comercial en todo el país” (La Nación, 30/8).


La sala estaba completísima, desde los dirigentes sindicales de los pilotos, mecánicos y numerosos trabajadores de los distintos gremios. Estuvieron también, además de los familiares de las víctimas de Lapa, los del vuelo de Austral que cayó en Fray Bentos. Incluso la mamá de la azafata que falleció cuando una puerta se abrió en pleno vuelo y la eyectó (1995). Ella tomó la palabra recordando que nada se ha hecho por justicia para su hija y que cuando “interpelaron al brigadier Baigorria, declararon los del Frepaso, los de la Comisión de Transporte. Y no pasó nada. ¡Desde 1995 hay una cadena de responsables!”, exclamó.


El Acto se abrió con las palabras de una mujer, familiar de un fallecido en el accidente de Lapa, denunciando que “primó la rentabilidad” y acusando a “empresarios egoístas, a ex funcionarios de la Fuerza Aérea, a Jaime (Secretario de Transporte) quien no responde a los pedidos de audiencia”. Denunció, también, “la sanción de la Ley 25090 del 26/12/4 por la cual los señores Peterson y Lentito (ex Fuerza aérea), acusados de incumplimiento de sus deberes, están fuera de la causa Lapa”. El juicio de la causa Lapa ha sido postergado para marzo del 2007 (Tribunal N° 4, Dr. Guiglia).


El dirigente de los pilotos comentó sobre una denuncia de otra índole, en agosto de 2004, y que recién esta semana produjo una sanción a la empresa. Según Perez Tamayo, si se denuncia una irregularidad antes del dolo -por una prevención- es dificilísimo poder llevar esa denuncia adelante. Dio como ejemplo que un jefe denunciado en varias causas por incumplimiento de la legislación vigente obtuvo una medida cautelar, que le permite retomar sus funciones.


Esto no fue un simple estreno. Esta película es un testimonio de denuncia militante. El documental, por un lado, muestra imágenes obtenidas por cámaras ocultas, y por otro fundamenta con explicaciones pedagógicas cómo se trabaja hoy en día, cómo está organizado, cómo funciona todo ese sistema de transporte civil aerocomercial, quiénes están al mando y cómo se desenvolvieron los distintos accidentes aéreos y otros que casi se hubiesen producido. Incumplimiento de los funcionarios, fallas, anomalías y corrupción, cajoneo de reportes técnicos que informaban de la avería de tal o cual avión (más precisamente de los que luego se cayeron). Todos los días estamos expuestos a señales de aterrizaje y alarmas que no funcionan. “Habilitar mal un avión, falsificar faxes internos, lograr dispensas de entrenamiento a pilotos para ahorrar plata, no dar vacaciones y que a un piloto se lo califique para comandante cuando estaba bochado en el simulador, todo eso es delictivo” (La Nación, 30/8/06).


Hay un testimonio en el film, de días recientes que lo dejan a uno totalmente petrificado. Un avión de Lufthansa volando sobre Buenos Aires, esperando el aterrizaje, ve pasar muy cerca de la nave un cohete lanzado en prácticas militares. Y nadie estaba al tanto, ni la Torre de Control.


Según Papalardo (Apta), “estamos expuestos a un control casi irracional”.


Pero las tarifas aumentan.


Existen denuncias cajoneadas. Existen denuncias, incluso judiciales, contra brigadieres y comodoros. La Fuerza Aérea goza de impunidad. Impunidad para, por ejemplo, traficar con cocaína -valijas Southern Winds-, armas -venta a Perú-. Piñeyro no olvida poner en el banquillo a la DNA- (Dirección Nacional de Aeronavegabilidad).


Además, denuncia las condiciones laborales. Trabajadores que reclaman por escrito sus vacaciones denegadas después de varios años, y que reciben un telegrama de despido como respuesta. La falta de descanso pone en riesgo la seguridad aérea. Los trabajadores son sancionados por informar las anomalías en los registros técnicos de vuelos.


Por otra parte, Salas quién tomó la palabra por la Asociación de Controladores de Tránsito Aéreo (Acta), destacó que la entidad no tiene personería gremial y agregó que el trabajo de controladores de tránsito aéreo está ejercido, en un 70%, por suboficiales de la fuerza aérea. El personal civil muchas veces viene contratado, es provisorio, no tiene estabilidad laboral y algunos tienen varios empleos. La capacitación es ínfima. No se puede ingresar por vía civil a ser control aéreo.


Los sindicatos están encaminados a conseguir el control civil de la aviación civil.


Ahora bien, el control civil, ¿terminará con la corrupción, con la cadena de responsabilidades, con la cadena de encubrimientos, con la impunidad, con las empresas que coimean para que no se vea ni se diga nada, con la falta de insumos, con los apagones de las pantallas de las líneas de vuelo, con los bajos salarios, con los contratos precarios, con las persecuciones por hacer bien la tarea, con los despidos por reclamos sindicales, con el robo de los repuestos para reventa, con la disminución del personal para abaratar costos y aumentar la rentabilidad de las empresas, con los vaciamientos y los subsidios estatales para salvar al vaciador?; ¿acabará con la costumbre de aprobar los balances de las empresas por presión de la patronal; terminará con las extorsiones, con el subsidio al combustible, acabará con el reclamo de las empresas privadas para que el Estado se haga cargo de las rutas que no dan beneficios?


Discutamos.

En esta nota

También te puede interesar:

¿Qué nos aporta pertenecer a la sociedad?
Puede verse en el Cine Gaumont hasta el 8 de septiembre.
Una ola de crímenes genera pánico en un Reino Unido azotado por la falta de oportunidades y la desocupación.
La responsabilidad del gobierno de Bolsonaro.
Aspiraciones y realidades de los oprimidos del continente, en el documental “Mapa de sueños latinoamericanos” de Martín Weber.