09/09/2010 | 1145

Juntos: El Colón y la Scala de Milán contra el vaciamiento de sus teatros

-Exclusivo de internet

Texto del documento conjunto de los trabajadores del Teatro alla Scala de Milán y del Teatro Colón, que fue leído el martes 31 de agosto, en la conferencia de prensa realizada por los representantes de los trabajadores de ambos teatros.

Los trabajadores del Teatro alla Scala de Milán y los trabajadores del Teatro Colón suscribimos en conjunto el presente documento:

El intento de parte de las autoridades -tanto de Italia como de Argentina- de privatizar encubierta o explícitamente las instituciones dedicadas a las expresiones del arte lírico, sinfónico y coreográfico son una demostración cabal de que consideran a la cultura como un valor económico que debe regirse por las leyes del mercado.

Este intento se ha visto reflejado en «normas» (leyes y decretos) viciadas de inconstitucionalidad, ilegalidad e ilegitimidad que pretenden recortes presupuestarios, precarización laboral, traslados y disponibilidades de trabajadores, destrucción de los sistemas de producción propia e incumplimiento de los sistemas de contratación y concurso que garanticen la dotación histórica imprescindible de ambas instituciones.

Nos declaramos abierta y enfáticamente defensores de los sistemas de producción propia de ambos teatros, los que, por más de un siglo, han sido reconocidos mundialmente como las más altas expresiones del quehacer cultural de nuestros pueblos. Por otro lado, dicho sistema de producción propia ha demostrado ser el único modelo económicamente exitoso, ya que sus principios favorecen la multiplicación de funciones por título y la posibilidad de acrecentar el repertorio de producciones, cuya titularidad y derechos permanecen en las instituciones.

La externalización de las actividades, la tercerización de las prestaciones, la precarización de los contratos, la ausencia de concursos, la falta de paritarias sectoriales y la utilización espuria de los espacios con actividades que no se relacionan en absoluto con la función de los teatros configuran el modelo impuesto por las actuales autoridades. Esto provocará la pérdida paulatina y sistemática de los planteles profesionales artísticos, técnicos, administrativos y auxiliares, lo que dejará a los teatros como meros edificios históricos pasibles de ser usados como lujosas salas de alquiler para eventos de todo tipo cuyo único fin sea el lucro y la explotación económica.

Los trabajadores no dudaremos en recurrir a todas las medidas necesarias y a todas las instancias políticas, gremiales, legales, judiciales y mediáticas para defender no sólo nuestras fuentes de trabajo, sino el patrimonio cultural y artístico de la Scala y del Colón. No somos trabajadores «privilegiados». Accedemos a nuestros puestos de trabajo luego de rendir rigurosos concursos y damos diariamente pruebas de idoneidad y calidad profesional, artística y técnica ante la crítica y el público. De ninguna manera vamos a disculparnos por tener regímenes especiales de trabajo, dado que son la consecuencia insoslayable del tipo de actividad que llevamos a cabo y de la exigencia de las prestaciones que nuestra labor precisa. La alta especificidad nos obliga a capacitarnos permanentemente para lograr el más alto rendimiento en nuestro trabajo.

La similitud de la problemática de los trabajadores de la Scala y del Colón aquí expuesta es prueba contundente de que el avance de la ideología de la depredación cultural y la imposición de modelos de gestión basados en el desprecio de los bienes esenciales de nuestra sociedad y de sus trabajadores son internacionales y forman parte de un pensamiento que, a pesar de haber fracasado rotundamente y de haber provocado una crisis global sin precedentes, insiste en imponer recetas económicas y sociales que sólo producirán más exclusión, más sufrimiento y más violencia.

En consecuencia, nuestra denuncia y llamado también es internacional: la difusión del presente documento pretende alertar y convocar a todos los trabajadores de la cultura del mundo. El mensaje es que debemos organizarnos para enfrentar estas políticas nefastas y, más allá de las diferencias locales, idiomáticas o culturales, reconocer a un enemigo común cuyo único objetivo es convertir a la cultura y a sus instituciones en meras fuentes de negocios y lucro.

Trabajadores del Teatro alla Scala de Milán – Trabajadores del Teatro Colón

Agosto de 2010

También te puede interesar:

Conversando sobre el parate de los teatros líricos en el programa de radio de Músicxs Organizadxs.
José Piazza, trompetista y ex miembro de la Junta Interna de ese organismo, dialogó en el ciclo de Prensa Obrera con Ramiro Pérez, actual integrante de su coro estable.
Hoy a las 19.30h por las cuentas @prensaobrera y @musicxsorganizadxs.
Ramiro Pérez, del Coro Estable del Teatro Colón y de Músicos Organizados, fue entrevistado para el ciclo de Instagram Live de Prensa Obrera.
Hoy desde las 19.30h, por las cuentas @prensaobrera y @musicxsorganizadxs