10/10/2013 | 1289

Mariano

Nunca te conocí, Mariano, la mayoría no te conoció. Te mataron un mediodía de octubre. Primavera. Te mataron. Quisieron agotar de un balazo tu sonrisa, tus ojos negros. Los asesinos quisieron arrancar la juventud con sus dientes de odio, matar tu latido en rebelión, llevarse la primavera de los que luchan.


Pero no pudieron parar tu mirada que emergió con la decisión del amanecer, de lo que amanece, esa mirada que se abre como un largo eco revolucionario. Tu voz creció en el vientre del pueblo que salió a la calle. La vida se expande cada vez que alguien te nombra.


Leí un poema tuyo, Mariano, que escribiste para algún amor, donde hablás de una mirada que es mucho más que una mirada. Hoy le escribo a tu mirada que también es más que una mirada: es el cuerpo de los que pelean cada día por un mundo mejor. De los que te cantan, te flamean, te duelen, te luchan.


Porque tu mirada es un mundo mejor.


Porque si hay alguien que lucha en algún lado, en cualquier lado, ya no habrá ausencia en tu cuerpo ausente, Mariano. No habrán lágrimas. Habrá sólo un grito de presente, de justicia, habrá sólo un ahora y un siempre.


Cada uno lleva su rebelión en los ojos. Todas las miradas estallarán alguna vez. Vos dejaste los ojos abiertos aquel mediodía de octubre. No te mataron, Mariano: esa mirada firme es tu latido que avanza.

En esta nota

También te puede interesar:

Acto en homenaje a nuestro compañero en el barrio de Barracas.
El 20 de octubre se cumplen 11 años del crimen de nuestro compañero.
El encubrimiento a la complicidad policial y sus ataques al Partido Obrero.
Del Puente Pueyrredón a la intervención en Río Turbio.
Lo hizo en el ciclo por streaming organizado por la productora Sesiones Calavera.