Cultura

3/7/2003

|
807

Más de 500 personas en el acto de inauguración

El acto de inauguración de la muestra “Maximiliano Kosteki en Grissinópoli” ha sido, sin lugar a dudas, y tal como lo anticipó Clarín, el evento de arte político del año. El sábado 28 de junio por la tarde, más de 500 personas, junto con importantes medios gráficos, de radio y televisión, se dieron cita en la fábrica recuperada bajo gestión obrera Grissinópoli, para asistir al acto de inauguración y conocer y admirar la obra plástica de Maxi, “el Angel Piquetero” asesinado, junto con Darío Santillán, en la masacre de Puente Pueyrredón.


En el acto, luego de la proyección de un magnífico audiovisual realizado por los compañeros del Ojo Obrero, hicieron uso de la palabra la compañera Ivana, por las obreras y obreros de Grissinópoli; el compañero César Hazaki, por el Centro Cultural Grissicultura; los artistas plásticos responsables de la muestra (León Ferrari, Gabriela Bocchi, Magdalena Jitrik y Alejandro Michel); el compañero Javier González, por LuchArte, que expuso nuestras posiciones y compromiso de lucha en el momento político actual; Pablo Bernat, amigo de Maxi; la señora Mabel Ruiz, madre de Maxi; y por el movimiento piquetero, los compañeros Néstor Pitrola, del Polo Obrero; Nicolás Lista, de la Ctd Aníbal Verón, y Juan Cruz Dafunchio, del Mtd Aníbal Verón. Estuvieron presentes también compañeros del Mtl, aunque sin orador.


Por su compromiso y enorme acierto político y artístico, por la calidad de su organización, por su profundo valor emotivo, esta actividad emprendida por LuchArte ha hecho plena justicia a las palabras con las que Néstor Pitrola la caracterizaba anticipadamente: “Esta gran actividad de LuchArte simboliza la unión de los artistas con las empresas bajo gestión obrera y el movimiento piquetero, en una acción común con los familiares de Maximiliano”.


Por el esclarecimiento de la masacre de Puente Pueyrredón y por el castigo a sus culpables, por Maxi y Darío, por los miles y miles de jóvenes que son artistas o quieren serlo, contra el sistema brutal y asesino que no los deja ser, LuchArte ha dado un paso firme y decido en la historia, y nos señala el camino.