06/12/2007 | 1020

Mesa-Debate en el picnic del Partido Obrero: Arte y forma de producción capitalista, alineación y ruptura

Sobre texto de Pompeyo Audivert: El piedrazo en el espejo
Entrevista: Diana, de LuchArte, y Dennis

– ¿Qué trabajo hacen en El Estudio?


– Desde hace varios años venimos desarrollando un método de actuación y también de dirección, porque comprende la puesta en escena, basado fundamentalmente en un trabajo de creación colectiva. Además, actualmente estamos dando los sábados, a las 21 horas, “Círculo Antígona” improvisaciones; y a las 23 horas, “Islabell” (una tragedia sindical), en Santiago del Estero 433.


– ¿Cómo te vinculás con el Partido Obrero?


– Desde mi adolescencia, cuando existía la TERS (Tendencia Estudiantil Socialista Revolucionaria). Es una relación que mantuve a través del tiempo. Basada en la lectura de la prensa, ya que la militancia se me hace difícil por la falta de tiempo. Pero tengo mucho respeto por Jorge Altamira, Marcelo Ramal, Pablo Rieznik; es decir, respeto mucho la línea política del partido. A través del tiempo me nutrí con esta línea. Tengo un pensamiento político alimentado por la Prensa Obrera.


– ¿Cómo es para vos la relación entre arte y revolución?


– Lo revolucionario en el arte, no tiene que ver tanto con los temas que se tocan, sino fundamentalmente con las formas de abordar los distintos temas. Creo que es básicamente lo poético y la fuerza dramática con la que se lleva adelante. Las fuerzas esenciales que están conectadas con las energías y las intensidades que surgen de la mirada crítica que el artista tenga del mundo histórico. Lo artístico tendría que tener una libertad total en una dirección poetizante de la forma de producción. Tenemos que cortar con la idea del teatro mensaje. Si no, estamos hablando de bajada de línea o de esteticismo, que es una atenuación de esas fuerzas esenciales; tenemos que permitir que se desarrolle la rasgadura poetizante del espacio, del cuerpo y la palabra.


– ¿Por qué decidiste venir al Pic-nic?


– Me resulta muy contradictorio el arte de izquierda que se desenvuelve con una forma de producción burguesa y trabaja la bajada de línea como si esto fuera lo revolucionario, pero lo hace practicando por ejemplo, el naturalismo, que para mí es lo contrario a lo revolucionario en el arte. Me parece interesante poder reflexionar con LuchArte y con otros artistas, y creo que personalmente puedo hacer un aporte en este sentido.


Charlando se hizo la hora de comienzo de la obra Islabell… Seguramente, la mesa-debate en el Pic-nic será una buena oportunidad para continuar.


En la mesa participarán junto a Pompeyo Audivert, Pablo Rieznik, Víctor Redondo (poeta y miembro de la directiva de la SEA) y Adriana de los Santos (pianista y compositora de música experimental).

En esta nota