03/11/2016

Mucho para ver en la muestra de documentales de DOCA, del 3 al 9 de noviembre

@tomaseps


Del jueves 3 al miércoles 9 de noviembre tendrá lugar la 10° muestra de documentales de DOCA, asociación que nuclea a documentalistas de la Argentina. Las proyecciones se realizarán en el Cine Gaumont, en Avenida Rivadavia 1635, CABA.


 


Bajo el lema “Nuestro cine es un acto político”, la Muestra DOCA 2016 busca inscribirse en la trayectoria de cineastas latinoamericanos que vincularon su producción con las luchas sociales del continente: Glauber Rocha, Raymundo Gleyzer, Fernando Birri, Jorge Sanjinés, Gerardo Vallejo y un largo etcétera.


Ese vínculo con las luchas populares es el rasgo más distintivo de un catálogo de largos, medios y cortos documentales que, con centro en la producción local, cuenta a su vez con valiosas inclusiones internacionales.


 


Algunas recomendaciones


 


Entre las películas de apertura se encuentra Carne Propia, que tuvo una muy buena recepción en el BAFICI de abril de este año. El film de Alberto Romero trabaja un entretenido y original recorrido en torno a la industria de la carne. En su viaje final, un viejo toro campeón, ¡en la voz de Arnaldo André!, visita a la aristocracia de la Sociedad Rural, a los pueblos que dieron forma a la movilización del 17 de octubre y a un frigorífico recuperado por sus trabajadores. Los protagonistas de esas historias singulares confluyen con el monólogo vacuno para dar un panorama ácido y cómico de la Argentina semicolonial.


 


Un valor de la muestra es la presencia de Merci Patron! (Gracias Jefe!), un documental francés que narra la historia de una pareja de obreros, despedidos de una empresa que es propiedad de uno de los hombres más ricos de Europa, y su pelea por recuperar su trabajo. El film cuenta con el honor de haber desatado, luego de su proyección pública en una plaza parisina en febrero pasado, un movimiento de masas de los jóvenes explotados de Francia, conocido como “Nuit Débout” (La Noche en Pie). Luego, cientos de miles de franceses acudieron a verla a los cines.


 


Volviendo a los documentales de factura nacional, nos encontramos con Cuba Santa, de Alejandra Guzzo, que se interroga por la extraña confluencia entre el pasado ateo de un conjunto de isleños, artistas y científicos -muchos de los cuales se reivindican comunistas- y su práctica de la religión yoruba. Cuba también es el trasfondo de los cortometrajes Todo Guantánamo es nuestro y Libres, así como del largo El Crazy Che, que narra en primera persona la increíble historia de un argentino que fue espía para el servicio secreto cubano y más tarde para la CIA.


 


Birrilata: una vuelta en tren, de Lorena Yenni, es una exploración apasionada por el cine latinoamericano. Yenni viaja a la Estación de Tren Mitre de Santa Fe, donde se filmó el ya clásico Tire dié de Fernando Birri¸ y hace pie también en otros grandes focos de producción como el ICAIC cubano. El film plantea un diálogo entre uno de los gigantes fundadores del cine, George Mélies, quién sostuvo que “El cine tiene la capacidad de atrapar los sueños”, y el propio Birri, que un siglo después se pregunta “¿Y cuáles son los sueños que aún no hemos soñado?”


 


Las luchas populares y antirrepresivas son el corazón de Ni un pibe menos y Sala Alberdi. Esta retrata el proceso vivo de la extensa toma de una sala del Centro Cultural San Martín por un grupo de estudiantes y docentes, cuya organización independiente de actividades culturales se opuso al vaciamiento del área del macrismo y el kirchnerismo, y el desenlace represivo de los hechos. A su turno, Ni un pibe menos toma como punto de partida el asesinato en el humilde barrio de Zavaleta de Kevin Molina, de nueve años, en un tiroteo cruzado de narcos, y despliega la reacción popular y las historias de quienes viven en las villas miseria.


 


Otras tantas causas y experiencias de Argentina se hacen presentes en cortometrajes. Es el caso de las cordobesas Si me querés, quereme trans (que tematiza las respuestas de este colectivo frente a la exclusión laboral), Los maricones (sobre el largo derrotero de persecución policial a homosexuales y trans) y Los ejes de mi carro (sobre la criminalización y organización de los carreros de la provincia); de Diez mansiones, que contrasta la riqueza de los Alperovich con la catástrofe humanitaria en Tucumán; de Mocase: la alternativa campesina, sobre los campesinos de Santiago del Estero.


 


Entre los cortometrajes internacionales, pueden encontrarse las brasileñas Cuenta regresiva: remociones (que aborda los más de 20 mil desalojos detrás de la Copa del Mundo y los Juegos Olímpicos) y Mucamas y la venezolana Camunare Rojo: Tierra de los invisibles (acerca de un grupo de mujeres que buscan retratar en un documental su lucha por la tierra).


 


Los realizadores nucleados en Doca vinculan la muestra con la lucha que libran actualmente contra el ajuste y la avanzada contra las conquistas de los documentalistas. En ese marco, se realizará el día sábado 5 una asamblea de la asociación, y el martes 8 una movilización y jornada cultural frente al INCAA, a las 15hs.


 

También te puede interesar:

El documental de Lisa Kovner rescata la historia de las pioneras de la música electrónica en Europa y los Estados Unidos, con los vaivenes de la historia del siglo XX como telón de fondo.
Aspiraciones y realidades de los oprimidos del continente, en el documental “Mapa de sueños latinoamericanos” de Martín Weber.
El reciente documental de Sergio Federovisky muestra los efectos devastadores del modo de producción sobre el ambiente, pero no concibe su superación.
El debut cinematográfico de Barlett Sher, sobre los acuerdos secretos entre la OLP y el Estado de Israel en 1993, los convierte en un drama interpersonal a gusto del imperialismo norteamericano.