07/06/2021

Murió de coronavirus el fotógrafo y luchador Reinaldo Ortega

Ojo Obrero Fotografía

Foto: Carlos Arellano

El fotoperiodista Reinaldo Ortega falleció por Covid-19 en el Hospital Rivadavia, más precisamente el día 2 de junio a los 61 años.

Nacido en Tarija, Bolivia, llegó a Buenos Aires muy joven, abrazó la fotografía comenzando a retratar músicos y bailarines de Tango. Formado en el trotskismo, desde 1983 militó algunos años en el Partido Obrero y fue parte, entre otras, de la campaña de legalidad del partido ese año. Su militancia lo fue ligando a organizaciones de DD.HH. donde abocó todo su potencial profesional.

Como fotógrafo, Ortega capturó imágenes únicas en acontecimientos históricos de las luchas de la clase trabajadora, realizó innumerables coberturas tales como los juicios por el asesinato de Mariano Ferreyra por la burocracia sindical; las represiones en el Hospital Borda -lugar donde luego seguiría colaborando en el Colectivo Cooperanza-; retrató como nadie el Encuentro de Mujeres en La Plata; la toma por obreros de la planta AGR-Clarín; las marchas contra el gatillo fácil; los pedidos de justicia en los casos de Cromagnon y Santiago Maldonado; fue infaltable los días 25 en las marchas por el asesinato Rafael Nahuel; la salvaje represión de Macri en la reforma previsional; los acampes de los pueblos originarios en 2010 y 2015; la barbarie de la represión de Berni en la toma de Guernica; las actividades en Bajo Flores y los comedores de la Comunidad Boliviana en Ezpeleta; las terribles condiciones de vida de nuestros pueblos originarios en el norte argentino; abrazó la causa palestina y sus increíbles fotos a nivel internacional como la temeraria cobertura en Sekata Bolivia en 2019 en el golpe militar contra el pueblo boliviano donde apenas pudo escapar de la policía bajo fuego.

Su solidaridad, calidez y compromiso lo llevaron a ser uno de los fotógrafos más queridos en el ambiente del fotoperiodismo, quedando plasmado en los innumerables mensajes recibidos en sus redes sociales totalmente colapsadas: personas como Nora Cortiñas, quien lo mencionara como «el fotógrafo de las Madres» en emotiva carta; Mirta Baravalle; Evo Morales; pasando por músicos y referentes políticos de toda la izquierda trotskista, que se sumaron a los de cientos de fotógrafos que compartieron la calle junto a él y que dejaron en letras sus sentidos homenajes. Este jueves a las 16 horas se realizará una sentida ceremonia de despedida en Plaza de Mayo.

Reinaldo Ortega murió por Covid-19, su vida se la llevó una causa totalmente evitable. La responsabilidad gubernamental detrás de esta muerte, la que se suma a una larga lista de miles de trabajadores, deja de manifiesto la prioridad del régimen capitalista que antepone los intereses de empresarios y de los laboratorios y sus patentes por sobre las vidas humanas. La improvisación del gobierno en el manejo de la pandemia está dejando secuelas irreparables en la clase trabajadora argentina, donde no solo es golpeada económicamente, sino que se ha cobrado la vida de 80 mil personas hasta el momento.

Reinaldo fue un hombre íntegro, un luchador solidario, buen amigo y persona.

Quedará siempre en el recuerdo su especial forma de retratar fotográficamente la realidad del movimiento obrero y de los pueblos originarios, sus abrazos apretados y firmes, su voz clara salida de su boca repleta de hojitas de coca y la sonrisa amplia con ojos achinados detrás de los finos cristales de sus lentes.

Faltará en las calles, pero nunca estará ausente.

Reinaldo Ortega presente, ahora y siempre.

 

También te puede interesar:

El porcentaje surge de un informe de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI).
La monopolización detrás de los acuerdos leoninos y los insumos claves.
El anuncio de volver a la presencialidad en ciudades de menos de 30 mil habitantes es antisanitario.
la pandemia pone de relieve años de vaciamiento educativo.