19/08/2020

“Nadie me convenció hasta ahora de que no tenemos razón en seguir luchando”

Entrevistamos al actor y director Iván Moschner.
Actuemos

Prensa Obrera entrevistó al actor y director Iván Moschner, a través del formato de Instagram Live. La misma fue realizada por parte de su colega y compañero de agrupación Julio Cortés.

Como buen artista, Julio comenzó la charla apelando a imágenes que remiten directamente a la infancia de Iván en Misiones: El Salto Sapucay, La pileta del kilómetro 10, el Río Paraná, el arroyo Borá, entre otros. “A 15 metros de ese arroyo para arriba, nací yo. En este arroyo aprendí a nadar a los seis años. Mi mamá era maestra y mi papá camionero.”

Recorriendo la infancia y adolescencia de Iván y sus primeros pasos por el teatro en Misiones, recordaba “En tercer año de la escuela secundaria, empecé a actuar por una oferta. Fui por primera vez a tomar un taller. Para mí fue un salto de algo intuitivo a algo voluntario. Yo de ahí vivía a 11 km, de los cuales 6 eran de asfalto y 5 de tierra. Eso significaba, y significa aún hoy, porque no ha cambiado tanto, que hay que caminar, porque no se puede andar con auto o camiones. Entonces ir al taller de teatro era muy difícil y aun así yo no faltaba casi nunca […] En tercer año del colegio, por primera vez en mi vida, veo una obra de teatro: era Jettatore, de un grupo de Posadas. El ver teatro me cambió por completo lo que yo estaba persiguiendo, porque hasta ese momento había pensado en actuar, pero ahí dije ‘yo quiero hacer eso’. Yo lo estaba practicando pero no sabía qué era exactamente”.

 

Con los años y luego de haber pasado por la comedia de Posadas, Iván mostró una foto de la libreta del conservatorio. “Venir a la capital fue una experiencia difícil porque no éramos gente de dinero. Entonces a la mañana iba al conservatorio de arte dramático, a la tarde trabajaba de cadete y a la noche comencé en una obra de teatro en el antiguo Teatro Picadero. Contaba con los dineros apenas para poder sobrevivir. Fue difícil estar acá en Buenos Aires, pero no había otro lugar para estudiar lo que yo quería estudiar. Había que bancarse”.

Entrando en la experiencia política, Julio indagó sobre la primera experiencia militante de Iván. “El Partido Obrero lo conocí en el 82, por un compañero de la escuela de arte dramático que estábamos en esa época. Estaba agitada la situación en el país y en la Escuela Nacional de Arte Dramático. Yo participaba de las asambleas, hablaba caóticamente, como hablo ahora. Un compañero, el cordobés le decían, Roberto, me habló después de la asamblea. Me habló de Prensa Obrera y me la pasó unos días más tarde envuelto en un paquetito en una bolsa de residuo. Me invitó a unas reuniones, eran clandestinas aún, en casa de gente […] El día de las elecciones (en el 83) a mí me tocó votar en La Plata, fui solito, con toda la tarea de ir a hacer la fiscalización donde tuvimos dos votos en la mesa: el voto mío y uno más. Pero fue muy bueno, porque fue una tarea individual dentro de ese trabajo colectivo”.

No faltaron las preguntas sobre el lugar donde Iván se encuentra después de más de 40 años de profesión “Hoy por hoy, muchos te conocen y saben que sos uno de los referentes actorales del medio nacional, con una experiencia muy basta en teatro, televisión y cine y dentro de los laudos que has cosechado, el año pasado hubo uno que tiene un especial destaque. ¿Te acordás cómo fue la noticia cuando recibiste el Trinidad Guevara?”.

“Yo ya había sido tres o cuatro veces nominado para ese premio. Al haber estado nominado tantas veces pensé ‘no lo voy a ganar’… y pensé ‘la tercera es la vencida’. Y así fue, esa noche había compañeros míos de Actuemos y del grupo de la obra. Fue muy emocionante”.

Julio recordó que cuando uno busca el curriculum vitae de Iván aparece algo llamativo que no es usual “Entre todos tus maestros de arte y teatro, aparece Pablo Rieznik”. Ante eso Iván explicó “En el CV aparecen todas las escuelas y para mí Pablo fue uno de mis maestros. Yo no podría pensar como pienso, ser quién soy, si yo no hubiera tomado el curso del Estado por ejemplo. Y yo lo tomé junto con Pablo. Para mí fue el maestro en ese campo. Lo nombro a él pero podría nombrar a muchísimos otros dirigentes del Partido, de quienes aprendí todos estos años.”

Indagaron sobre la obra Tadeis, cuyo estreno fue el año pasado en el Teatro Nacional Cervantes y cuya segunda temporada quedó trunca por la pandemia: “Elegí esta foto, porque fue el día previo a cuando se decretó el aislamiento. Me gusta muchísimo aunque me gustan muchísimo todos los trabajos que hago. Después de eso no volví a trabajar en teatro y espero volver a hacerlo.”

Como colegas, Julio indagó sobre su rol como referente y luchador en el ámbito de los actores “¿Hace cinco meses que nuestra actividad está parada, los artistas escénicos estamos atravesando una gran complejidad. Vos fuiste candidato a la lista naranja en la Multicolor del sindicato de AAA. Qué opinión te merece el rol de la conducción sindical en este momento de parate?”.

“El rol de la conducción sindical es de absoluta subordinación al gobierno, nosotros luchamos en contra de esa subordinación. El sindicato es prácticamente una oficina administrativa del Estado o de las patronales. Y eso no sirve. Hoy está absolutamente sumisa ante eso. Y no es una opinión mía, es como están respondiendo ellos mismos. Los actores están debatiendo en todo el país y ellos dicen que no” comentaba Iván.

No faltó una reflexión sobre el capitalismo y el rol del partido en esta etapa “En términos políticos yo quiero que el Partido Obrero se plante. Para mí tiene que asumir y pelear por su rol de dirección total. Hay una autoridad ganada, hay una historia. Y eso tiene que ser puesto a la vista claramente. Tenemos todos los argumentos para ir hacia adelante y tenemos todo el programa, creo que hay que hacerlo” reflexiona Iván.

Y cerró con la siguiente conclusión “A mí me decían ‘tenés estas ideas, pero a los 40 se te van’, y no… no se van, yo como un niño escucho todo, analizo todo, pero nadie me convenció hasta ahora de que no tenemos razón en seguir luchando.”

Un placer escuchar esa charla entre dos compañeros, artistas y luchadores de semejante nivel.

También te puede interesar:

Recuperar al sindicato como herramienta de lucha de les artistas escéniques.
Victoria pírrica de una conducción agotada.
En el el XXI Encuentro Provincial de Teatro y Artes Escénicas.
Se enmarca en una posible medida de fuerza general del sindicato de trabajadores teatrales.
Comunicados, denuncias y abucheos de patotas contra una obra de Alejandro Tantanián, Mercedes Morán y Franco Torchia.