25/04/2020

Se realizó el “apagón virtual”, un paro de trabajadores de las artes visuales

Una primera medida para luchar por nuestros reclamos.

Trabajadores autoconvocades de las artes visuales realizaron el 24 de abril la convocatoria a un paro en forma de “apagón virtual” bajo el hashtag #AmorAlArteEsTrabajoNoPago, como una primera medida para la organización del sector. La acción consistió en que ese viernes no se subió contenido artístico, sino que se utilizaron las cuentas de redes sociales para denunciar la crítica situación que atraviesan y colocar los reclamos.


La cuarentena por la pandemia del covid-19 puso de manifiesto como nunca la precariedad enorme que compartimos todes les trabajadores del arte. Las becas para proyectos son restrictivas e insuficientes, los contratos basura y las labores gratuitas son lo más corriente, situación que agrava la caída de nuestros ingresos durante la cuarentena.


Nuestra realidad laboral contrasta fuertemente con el aumento en el consumo cultural por parte de la población debido al confinamiento social, vía plataformas OTT como Spotify, Netflix o Flow, que lucran con la producción artística.


El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000 no solo es insuficiente y tardío, sino que dejó afuera a millones de trabajadores, que se encuentran ante el desamparo e incertidumbre. Ni siquiera se dispuso la exención de las obligaciones tributarias del monotributo, ni la suspensión de alquileres de viviendas o espacios de trabajo para talleres, exposiciones y clases, actividades que no pueden realizarse en este contexto.


El Ministerio de Cultura no resolvió ninguna medida específica destinada a les artistas visuales, e incluso de los escasos fondos que fueron anunciados para otras ramas no hay noticias. El Fondo Nacional de las Artes (dependiente del Ministerio) adeuda parte de las becas a les beneficiaries del 2019. En su sitio web tampoco hay novedades de las becas de este año, sólo la promoción del #quedateencasa pero sin garantizar ningún sustento.


A la precarización laboral que perpetran los empresarios del arte, se le suman los despidos en el ámbito estatal como en la Orquesta de José C. Paz y en el Teatro Colón.



 

Miles de compañeres de otras disciplinas artísticas en todo el país comenzaron a organizarse de forma independiente con petitorios que fueron firmados masivamente, con asambleas virtuales y festivales online para reclamar un seguro de desempleo de $30.000; la suspensión del pago del monotributo, así como de alquileres y servicios de viviendas y espacios de trabajo; y para que el Estado garantice empleo remunerado virtual para les trabajadores del arte y la cultura (talleres, clases, sets musicales, exposiciones, publicaciones digitales, transmisiones).


Las direcciones de los sindicatos de les trabajadores del arte (Sadem músiques, AAA actrices y actores, Sica realizadores y técniques audiovisuales) se limitan a denunciar la situación pero no organizan la pelea por los reclamos frente a la gravedad de la situación que sufren sus miles de afiliades.


Entre les trabajadores de las artes visuales se plantea hoy más que nunca la necesidad de poner en pie una organización gremial que defienda nuestros derechos contra los atropellos de los empresarios de la cultura y el desfinanciamiento estatal.


Sigamos el camino emprendido por nuestres colegas y organicémonos para luchar por un subsidios de emergencia de $30.000 mientras dure la crisis sanitaria; la exención del pago del monotributo, con cobertura médica irrestricta de las obras sociales; la efectiva prohibición de despidos; la restitución en sus cargos de les trabajadores de la Orquesta Municipal de José C. Paz y del Teatro Colón; la reapertura del empadronamiento para subsidios que anunció el Ministerio de Cultura; la asignación inmediata de la beca 2020 del FNA a todo artista que la solicite con su proyecto correspondiente, y un aumento del monto a $70.000; por un impuesto extraordinario a las OTT para financiar seguros de desempleo para les trabajadores del arte.



 

 

 

También te puede interesar:

La alfombra roja de las productoras se sostiene con precarización de lxs empleados audiovisuales.
Lo hizo en el ciclo por streaming organizado por la productora Sesiones Calavera.
Del mismo participaron compañeres de 8 provincias y más de 12 distritos.