30/04/2014 | 1312

Sembremos de poesía la ciudad

El lunes 28 de abril se inauguró en la Biblioteca Ricardo Güiraldes el IX Festival Internacional de Poesía -que tendrá lugar del 2 al 7 de mayo-, bajo el lema “No hay ciudad sin poesía”. Y quien lo inauguró fue nada menos que Hernán Lombardi, ministro de Cultura de Macri.
¿A qué ciudad se refieren, entonces? ¿A la de los negociados inmobiliarios de Macri y los K? ¿A la de los asesinados por la policía en el parque Indoamericano? ¿A la de los centros culturales que cerraron en los barrios? ¿A la del desmantelamiento del Teatro Colón y el alquiler de sus salas para fiestas privadas? ¿A la del Distrito de las Artes, mezcla de negociado inmobiliario y privatización del arte? ¿A la de la represión de los médicos y los internos del Hospital Borda? ¿A la de las aulas containers y la privatización de la educación? ¿A la del tarifazo en el subte? ¿A la de la liquidación de la Pensión del Escritor, cuya inscripción no se abre desde hace dos años?

Si esta ciudad tiene poesía, es porque hay trabajadores que la producen, que la defienden, que luchan por su salario, porque ese salario es la educación de sus hijos, es la salud, es el alimento diario, es la vivienda que les niegan el gobierno y la patria inmobiliaria. La poesía de esta ciudad es la huelga docente, el paro del 10 de abril, las banderas ondeando en los piquetes.

Sembremos de esta poesía la ciudad. Porque la poesía celebra siempre, en cada verso, a la vida, y desprecia a la muerte y sus secuaces.


Eduardo Mileo