03/11/2020

”Si nos organizamos, no les va a ser fácil decir que no nos dejan tocar”

Amaru y Pela (de Rootsteady), Cristian Gordillo (de Chala Rasta) y Laura Siesta hablaron sobre la experiencia y los reclamos de lxs músicxs callejerxs en la actual situación.

El viernes tuvo lugar la 23ª emisión de la radio de Músicxs Organizadxs (MO), en el mismo día que la agrupación participó de la marcha de Obelisco a Plaza de Mayo repudiando la represión en Guernica.

La conducción del programa estuvo a cargo de Hernán “Cabra” de Vega, quien entrevistó a Amaru y Pela de Rootsteady, Cristian Gordillo (voz y guitarra de Chala Rasta) y a la cantautora Laura Siesta.

Salir a ganar la calle

El diálogo comenzó con los integrantes de Rootsteady.

Amaru contó que hace un tiempo decidieron juntarse ante la necesidad imperiosa de tocar y salir a la calle. En relación con ello, Pela señaló que “estamos pispeando qué se puede hacer y qué es lo que encontramos. Ya sabemos cómo viene la mano, la historia y la esencia de lo que pasa en la ciudad, cual es la postura, pero esto es un quilombo -hay mucho ruido- y es un momento para copar lugares, creo que tendríamos que salir todos: los lugares son nuestros y hay gente con propuestas para tirar. Aparte es un oficio, es el mango del músico”.

Amaru agregó que la banda planea salir a tocar con el protocolo correspondiente y que antes de la pandemia lo hacían en Florida y Diagonal Norte, aprovechando el turismo. Y señaló que “todos los problemas que siempre surgieron para trabajar en la calle, ahora hay que encararlos porque no queda otra. Y más aún en esta situación que atraviesa a lxs artistas”. “También -agregó Pela- hay que tener todo listo ya que salir a la calle es una historia: cómo nos vamos a mover, el dinero para el flete”.

Tanto los entrevistados como Cabra coincidieron en la necesidad de copar los espacios por parte de lxs músicxs, antes que el gobierno ponga “una banderita del orto y un poli en la esquina” -como refirió Pela, “para figurar y como si la calle fuera de ellos”. A esta cuestión se le suma la necesidad de que esos espacios que se ganen sean redituados y sostenidos por el Estado, y concordaron en que esa es la lucha que hay que encarar.

Otro de los ejes de la entrevista fue el Código Contravencional de Horacio Rodríguez Larreta. Si bien esta norma represiva fue aprobada, lo hizo con modificaciones conquistadas por la enorme lucha y toda la experiencia de MO a partir de la cuarentena: las asambleas con músicxs de todo el país y el petitorio con las reivindicaciones para el sector, entre ellas la de que desde el Estado se brinden espacios manejados y programados por lxs propixs músicxs, que la policía no eche a quienes tocaan en la calle y que las bandas cobren un cachet.

El remador

Cristian Gordillo de Chala Rasta contó que el grupo hace una gira todos los veranos a la costa y al sur, y que “laburamos mucho desde que se armó la banda en Santa Teresita. En los comienzos del grupo lo hacíamos para que nos conocieran, pero le agarramos la onda y tocamos todos los días a la tarde y a la noche”. Y señaló que “el laburo de tocar en la calle lo hacemos más en la costa y tenemos los mismos problemas que contaban los chicos: el estar tocando y que te quieran sacar, eso es eterno”.

Si bien pudieron concluir la de este verano, cuando llegaron en marzo todo lo que tenían proyectado se canceló. El cantante y guitarrista dijo que trata de llevar con tranquilidad el no poder tocar, aguantando y aprovechando para componer. Y añadió que “siempre fuimos independientes, sin ninguna productora”. Durante este tiempo hicieron videos que subieron a las redes, y él en lo personal varios recitales acústicos “para no perder el contacto con el público”.

Ante la pregunta de cómo se podría subsanar la inestabilidad laboral del músico callejero, señaló que se tendrían que habilitar espacios para tocar, y que es importante organizarse y luchar para eso. Con Cabra conversaron sobre los obstáculos para acceder a esos lugares -los comerciantes “que tiran la bronca”, el comisario “que quiere la coima”…-, en un cuadro en que se ha “naturalizado” que toda actividad tiene que dejar un rédito a la policía, al negociante o al político.

En la charla se refirieron también a que hay un avance en la privatización de la cultura: “el objetivo es que sí o sí la gente tenga que pagar para ir a algún lado”, apuntó Cristian. Dándole la razón, Cabra añadió que “el Estado está en pos de proteger a los comerciantes de la música más que al artista independiente, porque si a vos te deja tocar gratis quizá le tiren la bronca los privados porque la gente no les entra al boliche”.

“Si logramos organizarnos no les va a ser fácil decir a viva voz que no te dejan tocar porque los boliches le tiran la bronca. Para mí, si se va con un buen planteo no les queda otra que dar el espacio”, concluyó Cristian.

La experiencia de organización en el conurbano bonaerense

Laura trabaja en la calle desde principios del año pasado. Es de Banfield (en el sur del conurbano bonaerense) y forma parte del grupo Las Rumbaderas desde hace 7 años. Señaló que “en el sur no hay una movida de músicos callejeros“ de la magnitud que hay en la capital,y que “hay más músicos arriba de los trenes o colectivos”.

La cantautora participa en la Asamblea de Trabajadorxs de la Cultura de Conurbano Sur, que ha ido al municipio de Lomas de Zamora junto con otrxs trabajadorxs para exigir bolsones de comida y dinero para los artistas, así como lugares por la emergencia durante la pandemia. Contó que las asambleas se hicieron por Zoom y participaron artistas y espacios culturales de Lomas de Zamora y Banfield, y que esa organización fue dando pie a varias iniciativas.

Cabra le preguntó su opinión por la exigencia que realiza MO de espacios al aire libre o virtuales “bancados por el Estado”. “Me parece bárbaro porque al artista se le paga poco, es necesario regularizar esa situación, que se consideren como laburantes”, respondió Laura. Y agregó que “nunca se reconoce el laburo que hacemos y la autogestión para que rinda algo”.

Y así concluyó una nueva edición de este ciclo de entrevistas, con la conclusión común de que es necesario organizarse y pelear por los reclamos del sector.

También te puede interesar:

Comentario sobre el libro “Tienen el poder y lo van a perder”, de Diego Skliar.
Radio de Músicxs Organizadxs con Juan Otero, Pablo Bernaba y Natalia Bazán.
Un nuevo documental da una mirada completa a la carrera del multifacético artista.
250 años de Ludwig van Beethoven.
Músicxs comprometidxs con las luchas: la megaminería, Guernica y el aborto legal.