31/10/2020

Stevie Wonder vuelve luego de 15 años, al ritmo del Black Lives Matter

Este mes el reconocido músico estrenó una balada de amor de 1968 y otro tema, entre el funk y el rap, ligado a las reivindicaciones de los afroamericanos.

Este mes el reconocido músico estrenó una balada de amor de 1968 y otro tema, entre el funk y el rap, ligado a las reivindicaciones de los afroamericanos.

Mediante una conferencia de prensa virtual y después de 15 años sin novedades discográficas, el reconocido músico Stevie Wonder lanzó dos nuevas canciones que anticipan su próximo álbum en las plataformas de música en streaming. En la conferencia no solo anunció esto sino que lanzó también su propio sello discográfico llamado So What The Fuss Music, en asociación con Republic Records. Este hecho indica también el final de su relación con Motown Records, el sello discográfico con el cual firmó en 1962 con tan solo 11 años de edad.

Una de las canciones que ha estrenado Wonder es una composición inédita de 1968 titulada “Where is our love song” (Dónde está nuestra canción de amor), que cuenta con la participación del músico Gary Clark Jr. y es una balada que nos hace recordar a las canciones más icónicas del artista.

 

 

La otra canción, por su parte, nos muestra una faceta más ligada a la situación política del país norteamericano y al movimiento del Black Lives Matter. Con ritmo más funky y con la colaboración de los raperos Rapsody, Cordae, Chika y Busta Rhymes, “Can’t put in the hands of fate” (No podés dejarlo en manos del destino) cuenta con una letra estrechamente ligada a las reivindicaciones del movimiento afroamericano. Entre los versos del rapero Cordar dice: “Generá cambio, sobreviví, luchá para resistir / Tantas mentiras dentro de la campaña, una pena / Pienso cómo sobreviviremos / Cuando la libertad que tenemos es una fachada”. Y Stevie Wonder remata en el estribillo: “Decís que estás harto y cansado de la protesta / Digo no hay tiempo suficiente para hacer un cambio / Decís solo seguí aguantando / Yo digo no, porque no podemos dejarlo en manos del destino / Vos decís que todas las vidas importan / Yo digo que no creo un carajo que te importe”.

“Can’t put in the hands of fate” recuerda a otros temas del músico más ligados a cuestiones políticas, como “Front line” sobre la guerra de Vietnam o “Happy birthday”, que fue parte de la campaña para establecer el día de nacimiento de Martin Luther King Jr. como una fecha conmemorativa nacional. El mismo Stevie Wonder comentó que esta canción había surgido como una canción sobre una relación amorosa y que la finalizó en los últimos meses dando una vuelta de tuerca en relación a la rebelión norteamericana.

Un proceso que está lejos de apaciguarse: recientemente las protestas han vuelto a Filadelfia, luego de que la policía asesinó brutalmente a Walter Wallace Jr. el domingo 25 de octubre. Sin embargo, gran parte de las direcciones del movimiento alrededor de “Black Lives Matter” llaman a canalizar la bronca popular contra el fascistoide Trump en el voto al candidato demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales, pese a tratarse de una fuerza que no expresa ni remotamente los intereses de los oprimidos. El mismo Stevie Wonder dará un recital en Detroit el 30 de Octubre como parte del cierre de campaña en Michigan de Biden junto al ex presidente Barack Obama (a quien había apoyado en 2008 y 2012, así como a Hillary Clinton en 2016).

Mientras está más que cuestionada la capacidad de las elecciones para contener la crisis social y política abierta, los explotados no pueden -como sentencia Wonder- dejar las cosas en manos del destino.

También te puede interesar:

57 años atrás, el jazzero daba forma a esta canción de duelo y despertar.
El evento de freestyle más reconocido y la rebeldía de la juventud.
Autora de las bandas sonoras La Naranja Mecánica, Tron y El Resplandor y del exitoso Switched-On Bach, esta pionera de la música sintética reapareció en escena semanas atrás, a poco de cumplir 81 años.
La llegada de Biden y las tensiones EE.UU.-China. Escribe Pablo Heller.
La trayectoria del nuevo presidente norteamericano.