20/04/2020

Un ejemplo de propaganda obrera frente al coronavirus

A propósito de los últimos trabajos de Mr. Ze.

Es probable que activistas, militantes y artistas conozcan uno o algunos afiches de propaganda de la época de la segunda república española, la segunda guerra mundial y, en menor medida, de los afiches de los gobiernos latinoamericanos de los años ‘50 y ‘60, para difundir mensajes o ideas de los problemas políticos del momento. Aunque, en ese momento histórico, no eran piezas gráficas que solo conocían algunos sectores específicos, sino que estos afiches eran leídos y discutidos la inmensa mayoría del pueblo, predominantemente de la clase obrera, ya que mediante el diseño artístico y comunicacional, con influencias de un cartelismo que forma luego solidas raíces en la propaganda revolucionaria soviética, eran un canal informativo de los problemas más inmediatos de los trabajadores, y en general eran proclamas sintetizadas gráficamente de llamados a la acción y eran usados centralmente para la lucha ideológica.

Es por el peso ideológico de su uso y sus orígenes históricos que, al momento de ver afiches, poster o flyers con esas características en la actualidad, se los ve relacionados de manera directa con mensajes de lucha contra el sistema social y la defensa de intereses de la clase obrera. Es el caso de los trabajos centrados en la temática de la pandemia que viene realizando el ilustrador y calígrafo español Mr Ze. (Félix Rodríguez)

Reflejando mensajes con acento en la unidad de clase, advierte sobre el lugar que ocupa en esta pandemia para las distintas clases con el mensaje de “Estamos en alerta, solo el pueblo salva al pueblo”, y un cerrado apoyo a los trabajadores de la salud y en defensa del sistema sanitario público, que son viralizados en celulares y redes sociales de trabajadores/as, centralmente los del sector sanitario, en distintas partes del mundo.

Hay un lugar importante también en esta obra en desarrollo para la concentización de la población y merece un punto aparte, la cuarentena, que científicamente, y hasta el momento, es la única medida que se demuestra efectiva para frenar la propagación de la Covid-19. Llamados a la disciplina social frente al cumplimiento de la medidas sanitarias, como así también llamados a la clase obrera a frenar la producción para garantizar esta cuarentena frente a la desidia patronal –que para no resignar ganancias expone a millones de trabajadores y a sus familias, pasando por alto las advertencias de todos los organismos de medicina internacional.

La obra de Mr Zé. no carece de contradicciones: en algunos dibujos de potente crítica a los regímenes imperialistas de Estados Unidos y Europa, elogia empero sin reparos al régimen chino, pese a las denuncias de que este ha ocultado casos de la enfermedad y a la profunda persecución sobre su población. Con todo, el eje de su obra sigue siendo de un valor inapelable: la defensa de la unidad de acción de la clase obrera contra el Estado y sus instituciones como la garantía de fondo de la defensa de la salud.

Una verdadera patada de canguro en cara de las patronales, los gobiernos capitalistas y la burocracia sindical, que buscan “resolver el problema de cuarentena”, negociando despidos y suspensiones o atentando en forma directa en contra de la salud del pueblo. Esto también vale para los dirigentes políticos que coquetean, pregonan o asisten con su silencio a la necesidad de una represión, mayor aun a la que cotidianamente se ven sometidas las masas, con las fuerzas represivas y hasta militares. Hasta se ha llegado a ver dirigentes de izquierda en Argentina deslizando su apoyo y comprensión a la intervención de estas instituciones.

Una pandemia como la actual, que pone en peligro la salud de millones de seres humanos en el mundo, expone de manera violenta todas las contradicciones a la que nos expone este régimen social, al tiempo que acelera de manera notable los ritmos con los que se desenvuelve hacia sus consecuencias catastróficas la crisis capitalista. Aunque, de manera contradictoria, también, acelera en millones de trabajadores y trabajadoras la comprensión general de las prioridades de este sistema y las diferentes perspectivas de sus direcciones políticas.

Trabajos como los de Mr. Ze pone de manifiesto las posibilidades que existen para la acción y la intervención de ideas profundas a través del diseño, el arte o la actividad creativa en general. Que pueden convertirse en aliento para un trabajador/a de la salud, en un canalizador para quien desconfía o quiere criticar la privatización del sistema sanitario, o alertar sobre las condiciones de trabajo y sobre la desigualdad que produce el capitalismo para millones. Es un intensivo y una inspiración para desarrollar una expresión liberadora que existe en miles de personas que ven sus expresiones y creaciones vocacionales aplastadas por la rutina y la presión que significa la necesidad de vender su fuerza laboral.

Para que las redes se inunden de mensajes y piezas gráficas de lucha y resistencia. Para que miles de trabajadores de sumen y difundan sus expresiones de lucha y transformación social.

Solo el pueblo salva al pueblo.

Para ver y descargar el trabajo publicado de Mr. Ze

También te puede interesar:

El Estado debe hacerse cargo y proteger las fuentes de trabajo.
Es urgente un paro municipal y movilización a Jefatura de Gobierno por una recomposición salarial del 40%.
Las multas por infringir la cuarentena no son las solución.
Autoconvocatorias, paros, marchas y acampes por salario y condiciones laborales.
La banca del FIT, con Soledad Díaz, tomó la iniciativa como complemento de la lucha del conjunto de trabajadores de la salud.
Los trabajadores/as realizamos un abrazo simbólico en memoria del compañero Miguel Velázquez.