Educación

28/6/2021

CABA: presencialidad ficticia, frío polar, falta de calefacción y muertes evitables

Sobre los últimos anuncios de Larreta.

Delegada- Educación de adultos.

Los anuncios últimos del jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y su gabinete al respecto de las nuevas medidas sanitarias apuntan a sostener la política aperturista bajo cualquier costo epidemiológico. Por ello, la exposición de la salud y la vida de quienes recorren las escuelas continúa siendo la moneda de cambio de un gobierno que bajo la utilización de la educación como campaña electoral le hace guiños a sectores empresariales y patronales.

El razonamiento del GCABA es el de reconocer, tal como lo hizo el propio ministro Quirós, el advenimiento inevitable de la variante Delta (de mayor contagiosidad) pero manteniendo el conjunto de las actividades abiertas, y la escuela abierta al servicios de ellas. Esto, entre otros aspectos, esconde un profundo desprecio contra les trabajadores de la educación, les estudiantes, las familias y comunidades, y la educación pública con una desinversión que en los días de frío se viven con crudeza dentro de las aulas porteñas.

Si bien el problema de los sistemas de calefacción, tanto los que funcionan a gas como las calderas eléctricas, todos los años presentan mal funcionamiento, deterioros, falta de mantenimiento e inversión, en este periodo en los que mediante la presencialidad forzada con los contagios que continúan y las muertes evitables de trabajadores de la educación también, las aulas deben permanecer con las ventanas y puertas abiertas con temperaturas bajísimas y el anuncio de la alerta violeta en cuanto a las temperaturas mínimas. Esto atenta contra las condiciones en las que se puede desenvolver el proceso de enseñanza- aprendizaje.

Larreta y Acuña anunciaron el retorno del conjunto de estudiantes del nivel medio desde el 5 de julio hasta el receso de invierno, y en nivel primario e inicial y en educación especial sostener la presencialidad, en las últimas hora enviaron un mail explicitando que las aulas serán calefaccionadas para recibir a les estudiantes, y luego se abrirán las ventanas y puertas, les docentes velarán para que les estudiantes se mantengan abrigades con sus respectivas camperas, y desarrollarán “actividades pedagógicas en movimiento”.

El telón de fondo del mensaje es el vaciamiento educativo ante los contagios, las nuevas cepas y el frío. El gobierno no hace más que exponer a las comunidades. Larreta-Acuña no prepararon las escuelas para afrontar esta situación excepcional, por el contrario recortaron en recursos, y hoy también somete al frío vulnerando incluso el derecho al bienestar físico y psicológico de las infancias, las juventudes y también de les trabajadores.

A esto se suma la obligatoriedad a la presencialidad de trabajadores dispensados por enfermedades de riesgo por haber sido inoculados con una dosis, lo cual revela un accionar común por parte del gobierno porteño que se encuadra en una resolución del gobierno nacional. A la vez esto provoca que cientos de pibis exceptuados que recibían clases de esos docentes virtaulizades dejen de tener quien se las dicte.

Los reclamos y denuncias en materia educativas se multiplican, en escuelas y distritos se organizan acciones de protesta con semaforazos e intervenciones callejeras. La conducción de UTE-CTERA no promueve la organización docente en su afán de mantener con el debido “distanciamiento social” el discurso antimacrista de un campo de acción que lo enfrente. La paz social necesaria para el gobierno nacional del cual sin tributarios, la necesitan en todos los distritos del país invariablemente.

Desde los sectores combativos se debe impulsar la organización escuela por escuela y distrito por distrito para organizar la respuesta de la docencia, les estudiantes y las familias por la suspensión de la presencialidad ante los números epidemiológicos y las bajas temperaturas, dispositivos y conectividad, vacunas para todes, plan de obras e inversión en infraestructura escolar.