17/06/2020

CABA: segunda asamblea virtual del terciario Manuel Belgrano resuelve campañas por les estudiantes

El centro de estudiantes de la Escuela Superior de Educación Artística (Esea) Manuel Belgrano, ubicado en el barrio porteño de Barracas, convocó la segunda asamblea del cuatrimestre para debatir la situación actual de la cursada virtual y cómo organizarse ante los problemas que se desprenden de ella, agravados por la profundización de la crisis económica que vivimos tanto estudiantes como docentes.


¿Qué pasa en la escuela?


El gobierno nacional y el de la Ciudad utilizan la pandemia para profundizar el ajuste en la educación y cultura, y avanzan en la precarización laboral y de las cursadas. Ante esto, lanzamos un relevamiento de la situación socioeducativa de les estudiantes. En su primera etapa quedaron de manifiesto las enormes dificultades que existen para acceder a la cursada virtual.


Ante la Resolución 1585-2020 del gobierno de Larreta, que insta a cada profesorado a elaborar un “Plan excepcional de continuidad de la formación en contexto de emergencia sanitaria”, las autoridades, ligadas a la Celeste de UTE (sindicato docente), avanzaron en su implementación en la Belgrano ignorando los reclamos que presentamos les estudiantes.


En este plan presentado por las autoridades están ausentes puntos muy importantes, como la regularidad de quienes no pudieron inscribirse en el sistema, la entrega de material impreso y materiales para los talleres, la extensión de las fechas de entrega, finales y las promociones, y la entrega de viandas. En la última sesión del Consejo Directivo las consejeras estudiantiles plantearon estos problemas y se consiguió el acuerdo de elaborar en conjunto un plan que abarque todas las realidades que hay en el profesorado.


Sin embargo, días después, las autoridades y un grupo de docentes ligados a la dirección burocrática de UTE rompieron el acuerdo e impusieron su propio plan sin tomar en cuenta nuestros reclamos. Fueron estos mismos quienes, ante el planteo de una de las consejeras estudiantiles, despreciaron a les estudiantes como sujetos políticos que deben formar parte en las decisiones. Una política de persecución hacia el activismo que viene de larga data y apunta a quebrar la organización estudiantil.


¿Cómo seguimos?


Ante el incumplimiento del acuerdo por parte de las autoridades y la persecución que venimos sufriendo les activistas necesitamos fortalecer nuestra herramienta gremial. En la asamblea discutimos iniciativas para superar las dificultades que implica organizarse en tiempos de pandemia, y así involucrar a más compañeres en la línea de la unidad de estudiantes y docentes para defender nuestras condiciones de cursada y laborales, y enfrentar el ajuste en el arte y la educación.


También votamos continuar con el relevamiento socioeducativo, una campaña para que nadie se quede sin cursar y se reelabore entre toda la comunidad educativa el plan de contingencia sobre la base de los datos que arrojen el relevamiento. Que se publiquen las actas de las reuniones del Consejo para refutar los ataques que venimos sufriendo. La conformación de una comisión que junte donaciones para armar bolsones alimentarios, mientras le seguimos exigiendo al gobierno de Larreta viandas en tiempo y forma para todes. Por último, votamos el apoyo al proyecto del Frente de Izquierda por el aumento a $10.000 de las becas Progresar y Ciudad.


Las dos asambleas son un gran punto de apoyo para llevar adelante estas iniciativas. ¡Manos a la obra!


  



  



En esta nota

También te puede interesar:

El Gobierno avanza en el Parque Sarmiento. Defendamos los espacios públicos de la especulación inmobiliaria.
Emiliano era grupo de riesgo y lo obligaron a prestar tareas.
Estamos ante un nuevo episodio de la implementación de la UniCABA
Vamos al Congreso Nacional de UJS, este 25 y 26 de septiembre.