05/06/2021

Chaco: descuentos a docentes y vuelta a la presencialidad sin estar vacunados

Pongamos en pie un plan de lucha desde las bases ante la parálisis de la burocracia.

En Chaco, los descuentos por la adhesión al paro docente fueron descomunales en los salarios: más del 50% en algunos casos y ninguno menor a $3.500. El gobierno se embolsilló así en descuentos millones que, con total certeza, podemos asegurar que son un nuevo robo sumado al de la cláusula gatillo. Intentando quebrar la lucha, Capitanich apuntó «días no trabajados, días no remunerados». Esta máxima no es acorde a los derechos laborales que figuran en el Estatuto Docente (ley 647-E), y son contrarios al derecho a huelga que figura en el artículo 14 bis de la Constitución Nacional.

Para dar curso a la ofensiva, la ministra de Educación provincial, Daniela Torrente, formalizó la resolución 1079/21 buscando que los directivos de escuelas informen quienes eran los docentes que adherían al paro, bajo amenaza incluso de empezar a sumariar a directivos de escuelas que se negaran a entregar dichas planillas por ser claramente ilegales. La arbitrariedad de los que “defienden los principios constitucionales” cae en picada cada vez que se trata de la educación y sus trabajadores: una resolución ministerial provincial no tiene jerarquía ante la Constitución Nacional y tampoco ante la ley del estatuto docente. Lo que deja en claro es que es una política de Estado, pero esta política es compartida tanto por radicales como con peronistas.

Por ejemplo, la semejanza de Capitanich con Rodríguez Larreta frente a la docencia no termina en sus políticas de ataques salariales: el Chaco al igual que CABA volverá a clases presenciales a partir del 9 de junio, la mayoría de la docencia sigue sin recibir las vacunas, y las escuelas continúan con el deterioro acumulado tras años de desfinanciamiento. Además, la explotación laboral es por partida doble, no solamente nos descuentan la miseria de salario que en la mayoría es de $30.000 a $40.000 cuando aún nos adeudan de la cláusula gatillo del 2020, sino que la bimodalidad de la cursada genera más enfermedades y estrés laboral, y aún enfermos debemos seguir trabajando «en casa».

El cronograma de vacunación es un verdadero desastre, los y las docentes estamos inscriptos para recibir la vacuna, sin embargo, en las listas que se publican no figura la gran mayoría, lo que lleva a la irregularidad también potenciada por el gobierno ante la incertidumbre de volver a clase sin la mínima protección ante el virus, porque, por supuesto, las escuelas siguen sin tener condiciones de higiene y salubridad necesaria. Pero además, ante la desinformación generada por el gobierno, muchos salen a recorrer vacunatorios “probando suerte”.

En estos días, miles de docentes chaqueños se expresaron ante los descuentos que sufrieron, los bajos salarios y los descuentos descomunales, explotando en furia en redes sociales y grupos escolares sin perdonar la activa participación y complicidad de la burocracia sindical en el Frente Gremial Docente que solo publicó un frío comunicado de repudio. Es la misma burocracia que anteriormente firmó acuerdos con el gobierno dejando en evidencia que su función solo sirvió para romper la lucha, ningún objetivo más, ya que ni siquiera hay condiciones salubres en los lugares de trabajo y estudio y por supuesto son oídos sordos al reclamo de creación de cargos docentes para atender las clases virtuales.

El estado de las escuelas lo desconocen, ya que los burócratas “gozan de sus licencias” hace años sin saber como se trabaja y estudia. Otra entrega de la burocracia en las negociaciones con el gobierno es que los y las estudiantes de las escuelas públicas, así como la docencia, siguen sin recibir dispositivos y conectividad para garantizar la educación virtual. Esta modalidad solo es costeada por los bolsillos de las familias obreras que en la mayoría de los casos perciben salarios por debajo de la línea de pobreza.

Ya vimos que de la mano de la burocracia sindical y del gobierno tenemos más problemas que soluciones: avanza la destrucción de la educación pública y se devalúan los salarios. Muchos docentes planteaban que la solución era la desafiliación masiva, pero esto tampoco ofrece una solución. En defensa de la educación pública y la recuperación salarial nos debemos la tarea de levantar un plan de lucha desde las bases, realizar asambleas escolares, elegir delegados de manera democrática y hacer lo propio también con delegados paritarios que nos representen. Un plan de lucha que nos permita recuperar los sindicatos de las manos de la burocracia, y que los mismos se vuelvan representativos de los trabajadores en lugar del gobierno.

Necesitamos terminar con tanto atropello y humillación a nuestra tarea. Necesitamos retomar la lucha, no tenemos opción. Vacunación masiva para todos y todas. Salario igual a la canasta familiar. Aumento del presupuesto para educación. Conectividad y dispositivos gratuitos para estudiantes y docentes.

También te puede interesar:

María Emilia Soria, del Frente de Todos acompaña a Carreras en la presencialidad sin condiciones.
Capitanich anunció aumentos y una inversión millonaria para la policía provincial.
Habrá manifestaciones en varios puntos del país.
Convocatoria de las comunidades qom y moqoit. En Buenos Aires, concentración a las 15hs frente a la Casa de Chaco.