Educación

16/11/2023

Córdoba: en el Carbó suspenden clases por una semana

El gobierno demora obras comprometidas. Docentes y estudiantes hicieron reclamos en defensa de un edificio histórico.

En el Carbó hay aulas en las que no se sostiene ni un pizarrón.

Lxs estudiantes de una parte del nivel inicial, de primaria y de secundaria no tendrán clases en el colegio Alejandro Carbó hasta el martes 21 de noviembre. Esto se debe a la imposibilidad de un normal desenvolvimiento de actividades como producto del deterioro del edificio; para peor, una invasión de palomas deteriora todavía más un edificio histórico.

Aunque el Ministerio de Educación diga que las obras están en ejecución, lo cierto es que se siguen demorando. Los problemas de conexión eléctrica son graves, hay ventanas que se caen, hay aulas del primario cuyos pisos están en caída. En varios casos, lxs estudiantes deben trasladarse a cursar a otro lado.

Hay que tener en cuenta que antes de la invasión de palomas hubo una masiva presencia de ratas; así las cosas, la escuela no es un espacio habitable. Todo esto es denunciado por lxs estudiantes.

La docencia de los cuatro niveles reclama la concreción de las obras para al menos poder cerrar el año. Sin embargo, el gobierno incumple reiteradamente el desarrollo de las obras prometidas. Esto es lo más grave de todo.

Además, lxs trabajadores de empresas tercerizadas que iniciaron trabajos no cuentan con medidas de protección necesarias. También hay que tener en cuenta que las labores de desinfección tienen toda una dificultad para concretarse.

La falta de inversión que se evidencia en el estado edilicio del colegio Carbó también sucede en otros establecimientos educativos, como por ejemplo en el Garzón Agulla. En este marco, Uepec Capital impulsa la lucha por mejorar las condiciones edilicias de las escuelas.

La mencionada seccional recuperada por la docencia promueve un relevamiento del estado de establecimientos, apuntando a desarrollar un reclamo de conjunto, a que se garanticen las obras necesarias para un normal desenvolvimiento del dictado de clases y a que se haga efectivo el derecho a la educación pública.

El estado de históricas escuelas de Córdoba desmiente la millonaria propaganda del gobierno de Juan Schiaretti, que ataca a la educación. El salario básico inicial de la docencia no puede estar por debajo de lo que marca la línea de pobreza; es necesario que se garanticen las obras de infraestructura necesarias. Se trata de hacer efectivas medidas concretas para que podamos estudiar. En función de esta orientación, la Unión de Juventudes por el Socialismo llama a lxs estudiantes a organizarse y pelear para derrotar el ajuste de los que gobiernan.