13/07/2021

Crimen laboral de la docente Mónica Jara: reclamemos el paro nacional y renuncia de los responsables

La dirección de Ctera archivó el argumento de que “el límite es la muerte”.

La muerte de Mónica Jara, una compañera docente de 34 años que sufrió gravísimas quemaduras cuando estalló la escuela en la que estaba trabajando en Neuquén, luego de una larga agonía, generó una gran conmoción. La dirección de la Ctera, con la firma de Sonia Alesso y Roberto Baradel, emitió un comunicado incalificable, en el que se que omite expresamente apuntar contra los responsables de la muerte de Mónica y de otros dos trabajadores más, que hacían refracciones en la escuela.

La escuela estaba en obra, con chicos y docentes dentro –algo expresamente prohibido por todas las reglamentaciones-, en condiciones precarias para los obreros que hacían refracciones y para la comunidad educativa, porque a las apuradas e improvisadamente las autoridades provinciales y educativas estaban imponiendo de prepo el regreso a la educación presencial sin ninguna condición, producto del vaciamiento presupuestario que viene sufriendo el sistema educativo en todo el país.

El “yo no fui” de Ctera y su encubrimiento de los responsables

El comunicado de Ctera es incalificable porque Alesso y Baradel reconocen que estaban completamente al tanto de la situación, como también la dirección pro celeste de Aten provincial.

Ctera comienza su comunicado señalando que “la comunidad educativa de nuestro país, tiene que lamentar una vez más la muerte de trabajadores-ras en una escuela”, reconociendo que se trata de una situación potencialmente permanente en los establecimientos escolares. Frente a una nueva muerte de una trabajadora docente, cierra el capítulo reclamando que se cumpla el protocolo de escuelas seguras ¡que se firmó en el 2011!

¡Pero Ctera era perfectamente consciente de que esa realidad era hoy en la provincia de Neuquén! “Una vez más –reconoce el comunicado- ATEN había advertido y monitoreado las escuelas encontrando que muchas no estaban en condiciones de funcionar por distintos motivos”.

¿Por qué comenzar entonces las clases? El mismo diagnóstico existe en cada una de las provincias.

El crimen de Ctera es la connivencia con los gobiernos patronales, cuyo ajuste fondomonetarista MATA.

La misma connivencia los lleva a encubrir los responsables. El comunicado afirma “hemos advertido en el marco del Consejo Federal y de la Paritaria Nacional, que tanto las Resoluciones de ese órgano, como los Acuerdos Paritarios son de cumplimiento efectivo en todo el país”.

Ctera advierte pero no lucha por que se cumpla lo que firma, ni reclama por la responsabilidad de Nicolás Trotta, ni tampoco por la renuncia de la ministra de Educación provincial. Coincidente con esta orientación, la dirección de Aten provincial convocó a movilizarse en la tarde de hoy pero no reclama la renuncia de la ministra de Educación Cristina Storioni, ni del conjunto de los responsables de este triple crimen laboral.

¡Decimos basta! ¡Paro Nacional de Ctera ya!

En el año 2007 cuando, también en Neuquén, asesinaron al compañero Carlos Fuentealba, la dirección de Ctera –que estaba en una tregua cerril con el gobierno de Néstor Kichner- convocó a parar: “la muerte es el límite”, dijeron entonces. Hoy, la dirección de Ctera ignora hasta a su propio límite.

 

También te puede interesar:

A enfrentar a los candidatos del ajuste y a concentrar el voto en la lista Unidad de la Izquierda.
Vamos por un plan de lucha por trabajo genuino.
Desde la base y la Multicolor derrotamos la línea baradelista.
La semana próxima se realizará audiencia y una comisión de diputados irá a la fábrica.
En el capitalismo el agua es mercancía y se privatiza.