18/11/2020

El 24/11, todxs a la Legislatura: fuera Acuña ¡No a la Unicaba!

#FueraAcuña
Por Camila J. Michel, Ignacio de la Torre UJS- Terciarios

El 24/11 se cumplen dos años de la aprobación del proyecto de ley Unicaba. A pocos días de la fecha, en una charla virtual con el diputado Fernando Iglesias, la ministra de Educación porteña Soledad Acuña, acusó a los docentes, estudiantes y a la izquierda en los institutos de formación docente y en las escuelas como el verdadero problema educativo. Un balance falso sobre su propia gestión educativa que busca promover la persecución ideológica sobre docentes y estudiantes. Resulta notable ver cómo se puede mentir tanto en tan poco tiempo. Y la entrevista que le realizó el diputado Iglesias a la Ministra Acuña es una demostración de eso. Las comunidades educativas debemos recoger el guante y demostrarle una vez más en las calles que seguimos organidazes en defensa de la educación pública y luchando por la derrota definitiva de la Unicaba.

La ministra expresó una serie de mentiras. Según sus declaraciones, no habría problemas de conectividad en las escuelas, no habría una creciente privatización educativa en la ciudad, lxs docentes serían lxs responsables de la devaluación educativa.
Esto justificaría la política del gobierno de vaciamiento de los institutos de formación docente y la misma aplicación de la Unicaba, que según Acuña tiene un respaldo mayoritario en los institutos pero ese respaldo no se expresa por la actitud de la izquierda que tiene una fuerte presencia en los terciarios.

La realidad de los terciarios

Gobierno tras gobierno quieren transformar a la formación docente en un negocio. Todo siguiendo las recetas de organizaciones no gubernamentales y entidades empresariales, que son quienes modelan el diseño, planificación y aplicación de las políticas educativas.

Este año, el gobierno utilizó la pandemia como el marco ideal para avanzar en ese sentido: no garantizó la conectividad para estudiantes y docentes (entregas de computadoras y conectividad, (las becas estudiantiles de la Ciudad están en $2.100 mensuales), intentó cerrar los postítulos (luchando conseguimos su reapertura) y ahora lo intenta nuevamente no aprobando las cohortes 2021, no garantizó que se puedan rendir finales sin que implique una hiper-explotación docente. ¿Qué realidad ve entonces, la ministra Acuña?

En este marco, el gobierno de Larreta, con acuña y el rector privatista Mariano Palamidessi avanzaron en octubre con la creación del Profesorado Universitario en Educación Primaria en la Unicaba, y otras carreras de “gestión educativa”, compitiendo directamente con la oferta de los terciarios. El anuncio fue de espaldas a docentes y estudiantes, pero en reunión con la embajada de Estados Unidos, Linkedin y Uber, sus socios institucionales. También advierte otros aspectos muy regresivos con respecto a las carreras que ya existen: elimina de la currícula la Educación sexual integral, y virtualiza el 30% de la trayectoria.

La privatización que niega Acuña está delante de nuestros ojos: la línea de las carreras cortas, orientadas a los trabajos de servicios, convenidas con empresas privadas y hasta con la embajada yanqui, significan un nuevo golpe a la formación docente Pero también un ataque a la carrera docente, organizada bajo un estatuto docente que es una conquista histórica, que dicha reforma busca atacar como objetivo estratégico.

Pongamos a los 29 en pie de lucha

La promesa de una “coexistencia pacífica” entre los 29 y la Universidad por parte de Mariano Palamidessi es incompatible. Si avanza la Unicaba, su implementación vendrá a desmantelar presupuestariamente los institutos, recortar las carreras, cerrar comisiones y desgranar la matrícula. Los terciarios tenderán a desaparecer. Para defender la formación docente, entonces, es necesario derrotar la Unicaba.

Pero el gobierno tiene un límite objetivo, que tiene la capacidad de desmontar esta ofensiva privatista y antieducativa. Ese límite es la movilización de los 29. A eso le teme el gobierno de Larreta y ese es el camino que tenemos que seguir.

Pero durante todo el año, los centros de estudiantes dirigidos por agrupaciones kirchneristas y peronistas (Patria Grande/La Martí, La Cámpora, La Fuentealba), alineados a la burocracia de la Celeste en el sindicato UTE e integrados al gobierno nacional, mantuvieron una actitud pasiva frente al ataque del gobierno a los profesorados. Desde sus espacios de representación no han llamado asambleas, instancias deliberativas y menos de lucha para asestar un golpe al Gobierno. Pero creemos que para defender la formación docente, debemos necesariamente poner en pie nuevamente la unidad de los 29, para que se vaya la ministra y derrotar la Unicaba. Para ello, es fundamental la independencia política de los centros de estudiantes y sindicatos.

El fuera Acuña que nació allá por 2018 como parte de un movimiento de lucha que peleó contra las reformas y que tiró abajo el primer proyecto Unicaba- que planteaba el cierre de los institutos- y que desde Tribuna Docente y la UJS pusimos en pie como campaña en toda la ciudad, está más vigente que nunca.

Vayamos por un plan de lucha unificado, de los centros de estudiantes, la CET, el CESGE y los sindicatos, que ponga en pie un plan de organización y lucha independiente. Vamos a una gran acción conjunta el 24/11 en el Legislatura.

Abajo la Unicaba, en defensa de la formación docente, ¡fuera Acuña!

También te puede interesar:

La degradación de la educación pública como constante en todos los gobiernos.
#FueraAcuña el 24/11 a las 16hs, a dos años de la sanción de la Unicaba, vamos todos a la Legislatura.
Crea un nuevo impuesto al consumo, 1,2% sobre los gastos con la tarjeta de crédito.
Clase pública y paro de actividades el miércoles 18 en la puerta del Ministerio de Educación de CABA.
Acuña promueve la persecución ideológica a docentes y estudiantes.