12/07/2020

El gobierno de Chubut pone a «formar» docentes a Pan American Energy y la Universidad de San Andrés

“Hacer Escuela”: un mecanismo de injerencia de las empresas y la Organización de Estados Iberoamericanos sobre la educación pública patagónica.

En el marco de un cataclismo educativo signado por la falta de pago de dos meses de salario docente, derrumbe edilicio, tercer año de conflicto ininterrumpido, falta de designaciones y de recursos informáticos tanto de los educadores como de los estudiantes, el gobierno anuncia que docentes del segundo ciclo de educación primaria de la provincia podrán acceder a la capacitación organizada a partir de un convenio entre Pan American Energy (PAE) y la universidad de San Andrés, con opciones a cuatro cursos, tres de los cuales refieren a la educación en la virtualidad.

Tal como relata la página del Ministerio de Educación de Chubut, esta capacitación se encuentra en línea con el programa “Hacer Escuela”, que fue creado en el 2017, como parte del “programa de apoyo integral a la educación” de PAE, junto con la Organización de Estados Iberoamericanos y con el aval de los ministerios de Educación de las provincias donde funciona -actualmente Neuquén, Chubut y Santa Cruz, regiones clave para la multimillonaria empresa petrolera. Como puede verse en la página web del programa, tiene también incidencia en localidades de la Provincia de Buenos Aires, donde es financiado por Grobocopatel y Coca-Cola, entre otras empresas. Las primeras capacitaciones dictadas a través de este programa fueron dirigidas a directivos y supervisores de las tres provincias mencionadas más arriba. Silvina Gvirtz, actual secretaria de Ciencia, Tecnología y Políticas Educativas de la Municipalidad de La Matanza, otrora directora del programa Conectar Igualdad, es asesora general de “Hacer Escuela”.

La virtualidad forzosa y el negociado de las plataformas educativas

La incorporación de la Universidad de San Andrés y su plataforma educativa para la realización de estos cursos, es un botón de muestra de una orientación ligada a la proliferación y el negociado de la educación a través de plataformas digitales de educación, que cotizan en millones de dólares. Por otro lado, que tres de los cuatro cursos estén destinados a la educación virtual, cuando al mismo tiempo se habla del “regreso a clases”, marca la agenda educativa. El propio Mauro Di María, director ejecutivo del Programa «Hacer Escuela», declaró en una entrevista reciente en “Enfocados TV” que la educación virtual “llegó para quedarse”.

La reforma en mayo del artículo 109 de la Ley Nacional de Educación avanza en ese sentido, avalando la educación virtual por razones de «causa mayor», sin especificar. Lo mismo sucede con la “Secundaria 2030” impulsada por el macrismo y votada por todos los ministros de Educación de las provincias, que reemplaza al docente por la figura del “facilitador”, impulsando el trabajo a través de las plataformas educativas. Estas plataformas son también mecanismos para la imposición de los contenidos, que sumado a las evaluaciones estandarizadas y los rankings internacionales, permiten la mayor injerencia sobre las currículas educativas de los grandes grupos capitalistas.

La “educación para el trabajo”… en PAE Las motivaciones que guían la intervención en la escolaridad de las provincias petroleras de PAE son variadas. Por un lado, el lobby de esta empresa se extiende a todas las áreas y ministerios, como forma de legitimar su accionar extractivista, contaminante y precarizador laboral. En provincias de crisis financieras, este lobby es facilitado por inversiones estatales  mínimas. Por el otro lado, el presupuesto destinado a la educación pública y su contenido, es un botín por el que luchan los distintos sectores patronales. Por eso la orientación principal de los distintos  ministerios de educación es la “educación para el trabajo”, un eufemismo para avanzar hacia una educación orientada al mero desarrollo de habilidades generales y a la escasa salida laboral, en un mercado de trabajo cada vez más precarizado y golpeado por la crisis capitalista internacional. Rechacemos esta política Si bien la conducción de Asociación Trabajadores de la Educación de Chubut (Atech) se expidió contra estas capacitaciones, es necesario impulsar la máxima deliberación en todas las escuelas: ante la parálisis del sindicato, llevar adelante plenarios regionales y provincial de delegados/as para unir la lucha salarial y de infraestructura a la lucha contra una orientación capitalista para la educación.

También te puede interesar:

10 mil alumnos volvieron a clases.
Derrotemos el aislamiento de las luchas que promueve la burocracia sindical.
A la marcha se sumaron los trabajadores docentes y estatales.
El lunes 10, a las 14 h, porque no quede nadie sin trabajo.
Nuevo pacto sin grieta entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio para entregar la provincia a los capitalistas.