09/11/2021

ISFD 51 de Pilar: EEPA gana las elecciones del Consejo Académico Institucional

Enorme victoria de la Lista 2 para conquistar consejeros independientes del gobierno y las autoridades.

Desde el 1 al 5 de noviembre se llevaron a cabo las elecciones de Consejo Académico Institucional del Instituto de Formación Docente N°51 de Pilar. El proceso eleccionario tuvo como protagonistas a tres listas, y se destacó por una buena concurrencia del padrón en vistas de que no se están desarrollando clases presenciales normales, sino algunas tutorías.

Por un lado se presentó la Lista 1, armada directamente por las autoridades del instituto, con una importante difusión por parte de algunos docentes cercanos a los directivos; que incluso llegaron a correr el rumor de que “no iban a poder rendir finales” si no se acercaban a votar (e insistiendo en que lo hicieran por la lista 1).

Por otro lado se presentó la Lista 2, EEPA (UJS más independientes), una lista conformada por integrantes del actual centro de estudiantes, conducido por el Partido Obrero y enorme luchadores independientes que se sumaron a dar esta batalla en el CAI.

Finalmente, se presentó también la Lista 3, respaldada por la burocracia Celeste del Suteba, y conformada por militantes de Kolina, agrupación peronista que apoya la actual intendencia de Federico Achaval.

Luego de una reñida elección, con una campaña marcada por jugadas sucias por parte de la dirección (donde mintieron con los porcentajes de materias de compañeros para bajarnos la lista), y por parte del área de Educación Superior dependiente de la municipalidad de Pilar, recibiendo amenazas que “de no armar un frente en común podríamos sufrir la proscripción”, la Lista 2 se impuso con un 48% por sobre la Lista 1 de las autoridades; que a pesar de su enorme campaña (utilizando incluso las redes oficiales del Instituto) no logró imponerse quedando por debajo con un 36%. En último lugar, con un 14%, la lista de la Celeste, incapaz de presentarse como un factor de lucha por estar integrada en el gobierno responsable de la crisis educativa, no llegó a colocar ningún consejero en el CAI.

Así, EEPA sorteó todos las artimañas e intentos de proscripción llevándose el triunfo.

Nuestro recorrido

No es casualidad que los estudiantes, a pesar de la presión de las autoridades, hayan elegido a EEPA. Esta agrupación nació en el 2017 en el único profesorado público del distrito de Pilar, consolidándose como una fuerza independiente de las autoridades y gobiernos patronales que lucha por los intereses genuinos de los estudiantes y se ha enfrentado incluso al cierre de carreras en el 2019.

A pesar de la pandemia y el confinamiento que conllevó a tener clases virtuales únicamente, EEPA luchó por becas, computadoras, conexión gratuita e incluso alimentos para los compañeros que quedaron desocupados en este período; el cual fue conquistado haciendo entrega de bolsones de alimentos en los domicilios particulares.

EEPA es la única agrupación que continúa levantando el histórico reclamo del edificio propio, mientras el municipio hace negocios con la nueva universidad. Los estudiantes saben que este ajuste en curso conlleva recortes en educación, que tendremos que enfrentar con la izquierda tanto en el centro de estudiantes como en el Consejo Académico Institucional. La defensa de la educación pública plantea la necesidad de un aumento a la mísera Beca Progresar y una universalización, dispositivos de manera urgente, entre otras necesidades.

Los terciarios siguen en la mira de las reformas antieducativas, como la Unicaba en la Ciudad o las carreras que cerraron o continúan pero a ciclo cerrado. En el 51 está muy fresca en la memoria de los estudiantes la enorme lucha que dimos contra el cierre de historia y geografía.

El voto a EEPA empalma con un contexto más general, donde la amplia mayoría de la juventud cobra por debajo de la línea de pobreza en trabajos precarios. En el caso de los estudiantes de profesorados, tiene lugar a través de los programas precarizadores como el ATR y Forte, donde en este último cobro de noviembre se pagó un miserable salario de $30.000 pesos por cuatro horas de trabajo que incluyen los días sábados; pasando por encima del estatuto docente.

En EEPA seguiremos dando todas las luchas con el apoyo del estudiantado para conquistar nuestras reivindicaciones en uno de los distritos más ricos del gran Buenos Aires, a un gobierno y a un régimen político​ al servicio del FMI que de manera sucesiva machaca presupuestariamente la educación pública.

También te puede interesar:

Llevarán adelante la agenda de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
El Polo Obrero movilizará el próximo martes 14 por las familias sin trabajo y una navidad sin hambre.
Junto a Natalia Hernández, ocuparán las dos bancas conquistadas por el Frente de Izquierda - Unidad en el distrito.
Un impresionantes festejo del Polo Obrero y el Partido Obrero en el FIT-U.