12/06/2021
Provincia de Buenos Aires

Jorge Macri y Gustavo Posse al pie del cañón con el anuncio de Kicillof

Los intendentes de Juntos por el Cambio festejaron la decisión del gobernador bonaerense de retomar las clases presenciales en la provincia.
Tribuna Docente Vicente López en la Multicolor.

En el día de ayer en conferencia de prensa Axel Kicillof anunció la vuelta a la presencialidad a partir del miércoles 16/06. Manipulación de datos mediante, la provincia dejaría de estar en «alerta epidemiológica» con más de 500 casos cada 100 mil habitantes, justificando así, la presencialidad a toda costa. Quienes aplaudieron con bombos y platillos fueron los intendentes bonaerenses de Juntos por el Cambio, Gustavo Posse por San Isidro y Jorge Macri por Vicente López, que ya en el marco de la falsa grieta entre Larreta y Kicillof se habían pronunciado presentando decretos y amparos judiciales que declaraban a la educación como «servicio público esencial» cuando en ambos distritos contábamos con gran cantidad de burbujas aisladas por contagios entre distintos miembros de la comunidad educativa (estudiantes, docentes y familias).

Luego del fracaso de la tan mentada “continuidad pedagógica” y la denominada “revinculación” durante el año 2020, el gobierno nacional, el de la provincia de Buenos Aires, y, en este caso, los intendentes Posse y Jorge Macri son garantes del vaciamiento educativo. La infraestructura de las escuelas de ambos distritos se encuentra en condiciones deplorables, contabilizando decenas de establecimientos sin gas para afrontar el invierno. Los cupos de SAE durante toda la pandemia fueron insuficientes. Tampoco se garantizaron dispositivos ni conectividad ni para docentes ni para estudiantes.

Ni hablar de la burocracia celeste de Suteba que sigue sin convocar a asamblea mientras fogonea la candidatura de Baradel en las listas del Frente de Todos. El sindicato es cómplice del gobierno que ajusta y vacía la educación.

Kicillof, al mismo tiempo que habilita las clases presenciales con picos de contagios por día arriba de los 10 mil, reconoció que esta medida se da en pleno invierno. El protocolo del gobierno de la provincia de Buenos Aires, a través de su Plan Jurisdiccional, es inviable. Se promueve la ventilación cruzada en pleno invierno cuando los establecimientos educativos no cuentan con las condiciones edilicias ni calefacción para la asistencia de docentes y estudiantes.

En materia de ajuste en educación no hay grieta. Más que nunca es imperioso el rechazo de la docencia a este anuncio y vuelta a la presencialidad forzada y organizarnos en sintonía al plan de lucha que viene desenvolviendo los Sutebas multicolores con la última caravana junto a la docencia de Caba y el Plenario del Sindicalismo Combativo por el triunfo de todas las luchas y nuestros reclamos.

¡Abajo el plan de ajuste. En defensa de la escuela pública siempre!

 

 

También te puede interesar:

Contra la presencialidad irrestricta y sin condiciones, por salario, infraestructura: a la docencia nos sobran los motivos.
Los gobiernos y el capital solo ofrecen respuestas coercitivas.
Al borde de la circulación comunitaria.
Llamó a sus militantes a tragarse el sapo. Escribe Daniel Rapanelli.
El jueves 5. El gobierno no garantiza las 100 mil notebooks que anunció, tampoco la educación virtual ni presencial.