21/09/2017 | 1475

La docencia porteña para y se moviliza junto a los estudiantes

Por Amanda Martín Secretaria Adjunta de Ademys


En medio del proceso de lucha de los estudiantes, con tomas y grandes movilizaciones, la docencia agrupada en la Coordinadora contra la Reforma -que hace más de un mes se viene reuniendo- y el sindicato Ademys convocan a una marcha educativa para este viernes 22 con paro de actividades del nivel secundario.


 


Reclaman también que todos los sindicatos convoquen a la marcha y al paro.


 


Crece el rechazo en las escuelas


 


El planteo de realizar medidas de fuerza frente a la reforma en curso y el conjunto de provocaciones lanzadas por el gobierno -protocolo por tomas, policías en escuelas, postulación de escuelas piloto- marca el estado de ánimo de una parte de la comunidad educativa, que quiere discutir un plan de lucha en la Ciudad.


 


El gobierno ha montado un ataque contra las medidas de lucha de los estudiantes, las familias que apoyan y los docentes y sindicatos que acompañan desde un primer momento el reclamo estudiantil. Simultáneamente, Horacio Rodríguez Larreta lanzó charlas electorales con vecinos para explicarles las bondades de la “Secundaria del Futuro”, que no es otra cosa que la adaptación de la escuela media a las necesidades del capital.


 


El macrismo quiere meter la reforma como sea, que en línea con la reforma laboral por “sectores” busca abaratar el costo de la mano de obra, destruir conquistas laborales, y arrasa con lo que queda de la escuela.


 


Por un plan de lucha para derrotar la reforma


 


La jornada del viernes 22 debe ser el inicio de un plan de lucha de toda la ciudad para voltear la aplicación de la reforma en el 2018.


 


El kirchnerismo en su versión sindical -la lista Celeste que conduce UTE-Ctera- y legislativa no quiere mover un dedo para desarrollar un movimiento de acción contra la reforma. No ha convocado a plenarios abiertos para resolver acciones concretas frente a la inminente aplicación en las escuelas pilotos. Su reclamo no es por la precarización laboral y del conocimiento que prevé la reforma, sino únicamente por su carácter inconsulto -es decir que quieren ser integrados a la misma.


 


Siguen el posicionamiento que tuvieron frente a la aplicación de la anterior reforma ajustadora  -NES-, son un bloqueo para organizar a las escuelas y salir a enfrentarla.


 


Desde Tribuna Docente y la UJS (juventud del Partido Obrero) desarrollamos una perspectiva alternativa: un plan de lucha progresivo con paros, movilizaciones, asambleas, para derrotar la reforma, en unidad con los estudiantes y familias.


 


Frente a la campaña de desprestigio y ataque a la juventud que lucha en defensa de la educación pública y por el trabajo docente, ¡salgamos a las calles!

También te puede interesar:

La ley de Fernández no garantiza el cuidado de la salud.
Nos organizamos por el salario y por la vida.
Amsafe Rosario y la oposición a la Celeste en nuestra provincia deben coordinar a nivel nacional.