15/05/2020

La Plata: gran participación en la charla virtual por la implementación de la ESI en tiempos de pandemia

El jueves 14 se realizó la charla debate “Aplicación de la ESI en el marco de la pandemia y el encierro”, con Nora Biaggio como oradora principal, organizada por Tribuna Docente. Más de 40 participantes  debatieron sobre cómo organizar la lucha por la implementación de educación sexual en todos los niveles educativos en este contexto de aislamiento y educación virtual.


El encuentro comenzó con el señalamiento de los límites que presenta la ley vigente, sancionada en el año 2006, por los cuales a 14 años aún se encuentran grandes obstáculos para el dictado de educación sexual. El principal motivo es el artículo 5 de la Ley 26.150, que establece que cada institución educativa adapte los contenidos de acuerdo a su “ideario institucional”, una concesión a las iglesias. Este problema incluso se ha profundizado con la ofensiva oscurantista que bajo el lema “con mis hijos no te metas” embisten contra lo que denominan “ideología de género”, es decir cualquier cuestionamiento de las relaciones opresivas que imperan hoy en el plano de las relaciones personales y sociales. Amparadas en esta ley, las escuelas confesionales brindan una ESI de características reaccionarias.


En ese contexto se enfatizó que una ESI laica y científica, que eduque para la libertad, la autonomía, la responsabilidad y el respeto de la diversidad, colocaría ineludiblemente en debate la cuestión del derecho al aborto, de la opresión de la mujer, de la libertad en las relaciones entre las personas, la problemática de la trata y la prostitución, entre otros temas. Todos estos aspectos permiten formular una crítica a la sociedad capitalista y el rol que ocupan las mujeres dentro de la misma.


Es que, justamente el problema de la opresión de la mujer en el capitalismo es lo que está en el fondo de las situaciones de violencia que vivimos las mujeres. El mercado capitalista se vale de esa opresión para dividir a la clase obrera e imponer la desvalorización laboral de la mujer. Por eso la ESI también pone sobre la mesa la necesidad de pelear por las condiciones de trabajo y los derechos laborales, cuando se quiere imponer a la docencia una flexibilización del Estatuto del Docente. Se mencionó el caso de Santa Cruz, gobernada por el kirchnerismo, donde las mujeres iban a trabajar al día siguiente de dar a luz para no perder el plus salarial por presentismo.


En base a estos planteos se concluyó que una educación sexual laica y científica    sería un aporte a la organización y la lucha de las mujeres. Este es el principal motivo por el que los ejes que mencionamos no sean abordados. La guía didáctica para trabajar ESI elaborado por Tribuna docente, al igual que las charlas y talleres que se vienen impulsando, abordan estos aspectos centrales.


Finalmente, la charla abordó los problemas particulares que presenta para la implementación de la ESI el contexto del aislamiento social. Si -cuando podía dictarse de modo presencial- fue en muchos casos un canal para visibilizar situaciones de abuso, la virtualidad lo dificulta, sobre todo teniendo en cuenta que muchas veces les niñes deben convivir con sus abusadores. Otro problema es que la ESI directamente no aparece entre los contenidos de la contingencia pedagógica, lo cual lleva a que el abordaje de estos contenido queden únicamente en manos de la iniciativa de les docentes, que en algunos casos lo incluyen entre los contenidos de sus materias exponiéndose a los ataques de padres y directivos que controlan la tarea que envían les alumnes.


Resultó de gran interés entre les asistentes la explicación de Biaggio respecto a la elaboración de protocolos y contenidos específicos para las ramas Inicial y Especial, que está en proceso de elaboración debido a las problemáticas que afrontan les docentes de esas ramas en el abordaje de la ESI.


Frente a todas estas cuestiones, quienes participamos de la actividad llegamos a la conclusión de que debemos seguir organizándonos para lograr la implementación de una ESI laica y científica, que eduque para la libertad y la igualdad. Por ello reclamamos su inclusión en la formación docente y que se brinden capacitaciones en servicio.


 

En esta nota

También te puede interesar:

El éxito de la convocatoria y cómo continua la lucha
Los trabajadores de la DGCyE convocan a un festival virtual para el 18 de julio.
El 16,6% son trabajadores de la salud.
900 precarizades de la salud se encuentran en la incertidumbre sobre sus salarios y su continuidad laboral.
A una zona del cerebro femenino la denominan "centro de coordinación de zapatos y carteras".