11/03/2021
Educación CABA

La tijera de Larreta-Acuña: infraestructura escolar en terapia intensiva

En los últimos días se dieron a conocer a través del boletín oficial resoluciones firmadas por el director de Infraestructura Escolar, Martín Carpinacci. Las mismas apuntan a la anulación de dos obras que vienen siendo reclamadas hace mucho tiempo.

Estas son la obra de impermeabilización de los techos de la escuela de adolescentes, jóvenes y adultos n°29 del barrio de La Boca, y la instalación de un cerco perimetral contra instruciones del predio de la escuela infantil de creación cita en la calle Uspallata y Pepirí.

Estas obras, una por 2 millones y la otra por 4 millones 119 mil pesos, se suman a la lista de recortes y desvíos de fondos en términos de infraestructura de las escuelas públicas que ya suman casi 500 millones de pesos.

Por la tijera de Larreta-Acuña también pasó la obra de construcción de la Escuela de Danzas N°2 D.E. Nº 18 frente a lo cual, la comunidad quienes venían reclamando por el nuevo edificio, se encuentran realizando intervenciones y acciones callejeras para que se de marcha atrás con la decisión gubernamental. Asimismo se dio de baja la licitación para construir la Escuela Primaria de Creación Estación Buenos Aires (Distrito Escolar 5), en Suárez y Monasterio, y se detuvo el trabajo de mantenimiento sobre la instalación eléctrica del edificio de la Escuela 33 (Distrito Escolar 18), en Álvarez Jonte 5075, también se dio de baja la restauración externa e interna del edificio de la Escuela Nº 1 “Delfín Gallo” (Distrito Escolar 16), en Fernández de Enciso 4451.

A lo largo de 10 años la caída del presupuesto de infraestructura escolar fue progresiva y ha subsumido a los edificios escolares de la CABA en una situación de emergencia edilicia denunciada por las comunidades previamente a la pandemia. Sin embargo, la política de ajustes y recortes irrestrictos en las áreas sensibles para la población porteña por parte del GCBA no cesan. Por caso, el presupuesto 2021 tuvo una reducción en el ítem mencionada de un 80% sin contar las obras que están siendo detenidas, suspendidas o anuladas. Se multiplican los anuncios de achiques al amparo del argumento de decisiones excepcionales que se deben tomar producto de la pandemia que valen para explicar recortes y reconsideraciones de partidas presupuestarias pero no para reforzar y concluir las obras de infraestructura escolar para afrontar un retorno seguro a la presencialidad escolar.

Tras un mes desde la apertura prematura de escuelas sin condiciones, con protocolos inviables y con faltante de insumos bio sanitarios mínimos, lejos de atender los múltiples reclamos y denuncias realizados por sindicatos docentes, estudiantes, familias, cooperadoras y comunidades, vinculados a la falta de condiciones edilicias y de infraestructura en general, se profundizó la política de la «tijera», sin que medie por parte de sectores legislativos mayoritarios y de la conducción del sindicato UTE-CTERA un llamado a organizarse y enfrentar dichas políticas. Mantienen el pacto de paz social. Hacen críticas demagógicas mientras mantienen un inmovilismo completamente funcional a una política de ajuste cuya orientación social es compartida por el gobierno nacional y los provinciales.

La situación de emergencia edilicia frente a la pandemia requiere una fuerte organización y acciones por parte de la docencia junto a estudiantes y las comunidades para frenar el ajuste y los recortes de la tijera de Larreta, la cual es utilizada por los gobiernos de todo el país.

 

También te puede interesar: