14/10/2021
CABA

Larreta, Soledad Acuña y la educación low cost

Mayor precarización y ajuste educativo con los anuncios oficiales.

Este miércoles, el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta realizó una serie de anuncios orientados al sector educativo. Lejos de dar respuesta a las demandas escolares provocadas por la pandemia y las existentes previamente, pero profundizadas por ella, vuelve a atacar con mayor precarización y ajuste educativo.

Haciendo eje en dos puntos centrales tales como el reemplazo de docentes por plataformas virtuales y la labor agregada a les preceptores para que desempeñen tareas psicosociales de revinculación, para las cuales no estan formades y claramente no es su labor, Larreta y Acuña anunciaron un paquete de medidas en conferencia de prensa: la extensión del calendario que pasa de 180 a 192 días de clases; incluir clases virtuales en las “horas libres” y la jornada extendida para sexto y séptimo grado de primaria a cargo de les docentes precarizades, quienes durante el Aspo fueron obligados a asistir a personas que permanecían en los hoteles de aislamiento por Covid-19.

De acuerdo con la agenda presentada, la docencia regresará a las escuelas el lunes 7 de febrero de 2022, y a partir del 14 de febrero asistirán a “jornadas de formación que serán masivas, presenciales y obligatorias”, según la ministra Soledad Acuña. Les estudiantes se reincorporarán el 21 de febrero y el ciclo lectivo terminará el 21 de diciembre de 2022. En la misma conferencia anunciaron la “jornada extendida” para los dos últimos años de la primaria y las clases los sábados para todos los estudiantes de primer año de secundaria que pasaron de año adeudando materias. Ninguno de estos anuncios es acompañado de un plan presupuestario que atienda no sólo a las medidas planteadas, tampoco a las necesidades diversas que surgen del sistema educativo, comenzando por la grave crisis edilicia que atraviesan hoy las escuelas de la Ciudad. Nuevamente el gobierno de la Ciudad alardea medidas con cero gasto fiscal, mientras precariza la labor docente, vulnera derechos conquistados y rebaja la educación a un bien productivo entre otros objetivos para hacer pasar la flexibilización o reforma laboral en el sector.

Larreta y Acuña no mencionaron una palabra en torno a la negación permanente, durante la pandemia, de recursos tecnológicos tales como dispositivos y conectividad, esto ha representado apenas uno de los factores que precipitaron una serie de problemas de orden socioeducativos vinculados al alejamiento de estudiantes del sistema educativo, así como a diferentes situaciones multidimensionales. entre ellas la pobreza y el hambre provocada por la creciente desocupación, así como la violencia doméstica entre otros factores.

Estas situaciones han sido denunciadas a través de estas páginas y los reclamos sistemáticos por parte de los sectores estudiantiles de las barriadas reclamando por el derecho a acceder a la educación virtual coparon las calles exigiendo dispositivos, conectividad y la universalización de las becas alimentarias y estudiantiles para cubrir a duras penas algunos de las necesidades provocadas por la pandemia y aquellas que fueron profundizadas ante la misma.

Fueron les docentes quienes, a fuerza de voluntad y con sus propios recursos, mantuvieron los puentes pedagógicos con las limitaciones propias de que no sea justamente el Estado quien responda ante las necesidades educativas populares. Ni siquiera cuando a contramano de los datos epidemiológicos se abrieron las escuelas tuvieron la intención de poner en condiciones las escuelas que con o sin pandemia eran, y en muchos casos son, intransitables a causa de la desinversión y constantes recortes en infraestructura escolar. Esto refracta en la actualidad escolar en la que las consecuencias se desprenden de estas y otras muchas circunstancias a las que Larreta y Acuña someten a cientos de miles de niñes, adolescentes y jóvenes, como en el caso lamentable de alrededor de más de 20 mil chiques sin vacantes, quienes continúan sin poder acceder a la escuela pública.

Al día de la fecha, los reclamos por parte de la docencia, sindicatos, estudiantes y comunidades, vinculados a una atención integral conformada por la ampliación de los Equipos de Orientación Escolar (EOE) y nombramientos de docentes estatutarios que en pareja pedagógica acompañen y refuercen las trayectorias educativas tal como lo plantea en un proyecto de ley el FIT-U, no han obtenido respuesta gubernamental alguna. Mientras tanto Larreta y Acuña preparan uno de sus mayores ataques a la educación pública de CABA: miles de docentes de nivel medio, a quienes se les vulnera el derecho a la estabilidad docente (titularización de cargos) hace más de 10 años, siendo la última titularización masiva el resultado de una lucha sostenida por la docencia, perderían sus cargos ya que el gobierno de la Ciudad pretende no proteger a la docencia que el propio gobierno lesiona en sus derechos mínimos elementales. La titularización masiva reclamada por la docencia del nivel debe ser satisfecha en pos de la defensa de la educación pública en general.

Mientras la contienda electoral continúa su curso, Larreta y Acuña realizan anuncios inspirados en los de Kicillof, quien también especula electoralmente con el sector educativo, precarizando a la docencia y les estudiantes. El gobierno porteño intenta polarizar con el gobierno de Fernández, sin embargo uno y otro promueven ajustazos a la educación, tal como está plasmado en el Presupuesto Nacional 2022. En tanto la conducción pj-kirchenrista del sindicato mayoritario de CABA (UTE-Ctera) dispara verborragicamente contra el GCABA pero no convoca a instancia alguna de organización y deliberación que abra un canal de intervención docente.

Exactamente en dirección opuesta, el combativo sindicato Ademys llama este jueves a las 14 horas a una movilización a las puertas de la Legislatura para luego asistir en caravana al Ministerio de Educación por la titularización masiva y contra los embates anti educativos.

¡Fuerza compañeres!

También te puede interesar:

El gobierno porteño es responsable de esta crisis edilicia.
De cara a las elecciones legislativas exigimos el compromiso de su aprobación en la Legislatura porteña.
Las intervenciones de Amanda Martín, Gabriel Solano y Tati Fernández, del FIT-U, entre más de 2.500 inscriptos.
Un estudiante de primer año forma parte de la lista del Frente de Izquierda en la Ciudad.