17/05/2021
clases presenciales

Mar del Plata: mueren 5 trabajadores de la educación en una semana

En una semana fallecieron en Mar del Plata cuatro docentes y una auxiliar por coronavirus: Adriana Amestoy, José Pablo Vaccaro, Natalia Arregui (30), Guillermo Migliorini Izurieta (27) y Laura Andreiko (40). Es la muestra más terrible del fracaso del gobierno nacional, provincial y municipal en abrir las escuelas sin condiciones sanitarias, como lo denunciamos oportunamente.

A pesar de los números de contagios, Kicillof y Montenegro mantienen un acuerdo político para no suspender las clases presenciales. No hay grietas a la hora de castigar a los trabajadores. En la ciudad los datos son por demás alarmantes. Con testeos mínimos, los contagios se mantienen en un promedio de 300 casos diarios, y, lo que es peor aún, las muertes han aumentado un 60% respecto del mes pasado. A pesar de la declaración oficial por parte del gobierno nacional de “riesgo epidemiológico”, Mar del Plata continúa en fase 3, con altísimos niveles de circulación de personas en el transporte público (aunque el presidente declaró días atrás que es necesario bajar la circulación).

El invierno amenaza una catástrofe sanitaria. Con bajas temperaturas, docentes y estudiantes estamos en el aula con las ventanas abiertas para garantizar la ventilación cruzada. En la mayoría de las escuelas no hay calefacción. Además, varios directivos de diferentes escuelas tuvieron que realizar pedidos públicos de artículos de limpieza e higiene porque desde la Dirección de Escuelas les proveen poco y nada.

A todo esto, los gremios docentes se han desentendido de este problema. Udocba se limitó a realizar un planteo judicial donde solicitó la suspensión de las clases, pero la justicia provincial, con el mismo argumento de la autonomía de las provincias que sostuvo la Corte Suprema de la Nación en CABA, rechazó el pedido. Ningún plan de lucha se vislumbra por parte de la burocracia sindical que garantiza esta presencialidad que se cobra la vida de docentes y auxiliares.

Suteba debe llamar a un paro de toda la docencia para suspender la presencialidad y que las clases continúen en forma virtual. El gobierno debe proveer equipos y conectividad a estudiantes y docentes. Desde la Multicolor hemos impulsado una serie de iniciativas con paros y concentraciones bajo esta perspectiva.

Es necesario discutir en el conjunto de la docencia el inmediato cese de actividades presenciales, mediante la figura de «retención de servicios» y la presentación de actas por escuela.

Pongamos en pie un plan de lucha en defensa de nuestras vidas.

¡Basta de muertes evitables! ¡Suspensión de la presencialidad ya!

 

También te puede interesar:

Muchas escuelas no tienen estufas ni agua potable.
Es el segundo departamento con más contagios diarios en la provincia.
Muerte laboral en la Línea 60 fruto de la resolución del gobierno que autoriza la "vuelta al trabajo" del personal dispensado tras recibir la primera dosis.
El Covid 19 destapó la olla y derrumbó el mito del sistema público mostrando que el Partido Socialista, y ahora el PJ, permitieron el copamiento capitalista de la salud.