22/02/2021

Neuquén: Patricia Jure presentó proyecto en defensa de los trabajadores y trabajadoras de la educación

El inicio de las clases presenciales en Neuquén encuentra a más de la mitad de la docencia bajo la línea de pobreza y con el 40% del poder adquisitivo confiscado, sumado a las paupérrimas condiciones edilicias y sanitarias que los gobiernos intentan llevar a los trabajadores de la docencia en plena pandemia.

Es por eso que desde la banca del Partido Obrero en el Frente de Izquierda, en la Legislatura neuquina, fueron presentados diferentes proyectos al servicio de las necesidades de la docencia por sus condiciones de vida, de trabajo en la virtualidad y en presencialidad, de bioseguridad en pandemia, de su sistema previsional, de los aumentos adeudados y presupuestados en 2020, de los cargos y horas nunca cubiertos, de las refacciones y reacondicionamientos de la infraestructura escolar y del nuevo personal e insumos necesarios para un verdadero protocolo sanitario.

En ese sentido, también es necesario que sea tratado el proyecto por la interpelación a la ministra de Educación de la provincia Cristina Storioni, quien debe informar la situación concreta de las condiciones y puesta en práctica de los protocolos de bioseguridad e higiene, el plan de infraestructura escolar para la sanitización, refacción, desinfección y adecuación de las escuelas. Es que el gobierno intenta desligar la presencialidad de las condiciones sanitarias de la sociedad, sin garantizar condiciones salariales, edilicias, de bioseguridad y protocolos acordes con la pandemia.

Todos estos reclamos sin impulsados por Tribuna Docente, desarrollando asambleas en la docencia, junto con el reclamo salarial, el no inicio por cinco días, asambleas, actos y movilizaciones, por una salida concreta ante la emergente situación.

Las condiciones sanitarias, edilicias y de protocolos seguros y adecuados son una defensa de toda la comunidad educativa, y más de la docencia en lucha. A raíz de este aspecto, el proyecto para vacunaciones y testeos masivos a los trabajadores de la educación es una necesidad imperante frente a la ausencia completa de un cronograma de vacunación.

Resulta que la docencia, atacada por los gobiernos, debe llevar su lucha y la defensa de su trabajo en todos los terrenos. La banca del Partido Obrero está al servicio de ello.

En esta nota