25/08/2021

Nicolás Trotta, Axel Kicillof y Suteba pinchan la burbuja

La provincia de Buenos Aires avanza en el desarme de los cuidados sanitarios.

Bajo el criterio de que se “acata pero no se cumple”, el gobernador bonaerense Axel Kicillof vuelve a ir a la rastra del derechista Horacio Rodríguez Larreta. El gobernador “progresista”, igual que los “negacionistas” de Cambiemos de CABA, resolvió que la provincia de Buenos Aires avanzará en la eliminación de las medidas de resguardo en las escuelas, para ampliar la presencialidad sin condiciones.

Concretamente, Buenos Aires planteará en el Consejo Federal de Educación que la “distancia interpersonal entre los alumnos pase a ser de ‘ideal’ de 1,5 metros a ‘admisible’ de 90 centímetros” (Diputados Bonaerenses, 2/8). Así como trucharon el “semáforo epidemiológico” y hoy, a pesar del avance de la cepa Delta, se han abandonado todas las restricciones en el territorio bonaerense, ahora se trucha las distancias mínimas de resguardo ante la deficiencia de la infraestructura de las escuelas: no se amplían las aulas, sino que se amontonan a las y los chicas y chicos, promoviendo el hacinamiento.

Esa misma salida pregona el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, que propone “robustecer” la presencialidad desconociendo las distancias de cuidado y aprovechando la próxima llegada de temperaturas más elevadas que permitan utilizar patios y lugares al aire libre.

Trotta y Kicillof decretan así el fin de las burbujas, lo que atenta contra los cuidados básicos para evitar la extensión de los contagios, que el avance en la vacunación que enarbolan no puede frenar.

Una aventura en medio de una nueva etapa de la crisis sanitaria

Los cambios irresponsables de Trotta y Kicillof son contemporáneos a los anuncios de los ministros de Salud, también del Frente de Todos, Carla Vizzotti y Nicolás Kreplak, que reconocen el avance de la cepa Delta -ya con circulación comunitaria- en la provincia de Buenos Aires y en todo el país.

La carga viral de la cepa Delta -con cuyo advenimiento el gobierno nacional y de la provincia de Buenos Aires impulsan reducir el distanciamiento social- es 1.260 veces más alta que la de las cepas precedentes. En consecuencia, una única persona infectada es capaz de contagiar a 10 o más de sus contactos. La presencialidad completa que Trotta, Kicillof y Larreta se aprestan a aprobar en el Consejo Federal de Educación empuja a la comunidad educativa a un salto al vacío.

Suteba calla y otorga

La burocracia sindical de Suteba, subida por completo a la campaña electoral del Frente de Todos, se ha hecho eco de que se viene el fin de la pandemia y nada ha dicho sobre las medidas impulsadas por el gobierno peronista. Una presencialidad basada en achicar las distancias de cuidado entre los chicos en vez de agrandar las aulas y mejorar la infraestructura es un nuevo paso en el ajuste educativo.

Aún así, en las últimas reuniones de delegados (ultraminoritarias) se anunció que promoverían una campaña para recuperar la “épica educativa”, que haga posible restaurar la debacle de la educación pública. Sin presupuesto, sin los cargos docentes necesarios, sin infraestructura y con salarios de pobreza, Baradel y compañia colocan sobre las espaldas de los trabajadores de la educación la responsabilidad de sacar a la escuela pública del pozo en la que fue hundida por los ajustes de décadas de pejotakichneristas y macriradicales.

Todos al plenario provincial de Sutebas Multicolores

El próximo jueves 26 de agosto, los Sutebas Multicolores convocan a un nuevo Plenario Provincial de Delegados, para enfrentar el ajuste en curso y la pretensión criminal de Kicillof de eliminar todos los protocolos básicos de cuidado.

El plenario votará la continuidad del plan de lucha, por salario igual a la canasta familiar, cobertura de todos los cargos faltantes, las obras de infraestructura necesarias, salario de emergencia para compañerxs sin cargo, equipos y conectividad gratuitos para estudiantes y docentes, y el respeto a los protocolos que garanticen una presencialidad cuidada.

También te puede interesar:

La mentira del ministro, un represor profesional, tuvo patas cortas.
Es para Ciencia y Técnica, una forma de administrar el ajuste que profundiza la deserción.
La provincia de Buenos Aires es un escenario allanado para la depredación ambiental.
El intendente de José C. Paz acusó a los medios de ser los responsables de la derrota oficial, una impostura de ambos lados.