22/09/2021
CAMBIOS EN EL GABINETE

Perczyk a Educación: mucho más que “contradicciones”

El recambio en la cartera de Educación no es el reconocimiento del daño hecho a miles de jóvenes sino la profundización de ese modelo.

La crisis política desatada a raíz de la derrota electoral del kirchnerismo tuvo un recambio muy importante del gabinete que implica una profundización aun más de las políticas derechistas del gobierno.

El fracaso de Trotta

Trotta fue uno de los pocos ministros que no puso su renuncia a disposición de Fernández, sin embargo fue reemplazado por Jaime Perczyk. Trotta fue el ministro responsable de que, reconocido por el propio gobierno, 6 millones de jóvenes tuviesen dificultades para continuar sus estudios durante la virtualidad. La ida de Trotta sin embargo no se da por ello.

El recambio en la cartera de Educación no es el reconocimiento del daño hecho a miles de jóvenes sino la profundización de ese modelo. Jaime Perczyk entre 2018 y 2019 estuvo a la cabeza del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y fue responsable de la resolución 1.254 que recortó las incumbencias de casi 100 carreras (en particular las ingenierías) en las universidades de todo el país.

En su asunción como ministro hizo un llamado a “recuperar la presencialidad y la normalidad creciente” en las escuelas reconociendo de facto el fracaso de su predecesor en mantener a un millón de chicxs en el sistema educativo. La “normalidad” que quiere recuperar Perzcyk sin embargo es la de un sistema educativo vaciado por años, con escuelas sin infraestructura y docentes con los salarios más bajos en años.

No se trata entonces de un debate de figuras. En el presupuesto educativo para el 2021 el aumento fue de 17% mientras que la inflación ya es de 32%. El desfinanciamiento educativo bajo falsos aumentos que se los termina comiendo la inflación es moneda corriente desde hace años. El propio Perczyk, que hasta su asunción se desempeñaba como secretario de Políticas Universitarias, solicitó un presupuesto para 2022 para las universidades que salvo que la inflación sea menor al 20% (lo cual parece por lo menos dudoso) se tratará de un nuevo ajuste.

De Filmus a Perczyk

La crisis educativa no es solamente un problema actual.  Por la vinculación entre ciencia y educación, la designación de Filmus en Ciencia y Tecnología es un aval a toda una política de décadas ya que fue ministro educativo.

Filmus fue predecesor en CABA del ajuste educativo del propio macrismo. Como subsecretario de educación de la Ciudad en la década de los 90 fue el responsable de las “escuelas shopping”.  Luego como asesor del Ministerio de Educación fue participe en la aprobación de la Ley Federal de Educación y la Ley de Educación Superior que fueron ampliamente resistidas por el movimiento estudiantil y docente.

Ya como ministro de Néstor Kirchner en 2006 impulsó la Ley de Educación Nacional que fue responsable luego del recorte de más de 130 orientaciones solo en la Ciudad de Buenos Aires.

Perczyk “recoge el manto” de Filmus y Trotta en un contexto donde el CIN hace pocas semanas anunció que la bimodalidad llegó para quedarse y el gobierno que hay que preparar una nueva reforma universitaria.

Un gesto que no dice nada

En la jura de ministros Perczyk corrió la Biblia a un lado y juró solamente sobre la Constitución, este gesto fue levantado en todas las redes sociales llegando a ser TT en Twitter. Los mismos que se tragaron el sapo de Manzur quisieron interpretar, de manera forzada, que se trató de un gesto a favor de la separación de la Iglesia y el Estado.

La realidad, sin embargo, parecería decir otra cosa ya que la designación de Manzur como jefe de gabinete es el verdadero gesto que ha dado el gobierno. El propio vice de Manzur, quien ahora asumió como gobernador, dijo el año pasado en un acto de campaña: «no vamos a adherir a ninguna ley de género; esto lo indica Dios».

El “giro derechista” del gobierno nos anuncia que todo esto no solo no va a mejorar sino que se va a profundizar.

La respuesta ante esto debe ser la organización independiente del movimiento estudiantil y docente de todos los niveles educativos continuando con la pelea en las calles por condiciones dignas de cursada y conectividad. Debemos rechazar desde el minuto cero a estos nuevos ministros digitados por el FMI y en noviembre votar a la única lista que le duele a los ajustadores: el Frente de Izquierda Unidad.

     

También te puede interesar:

La intromisión de “herramientas virtuales” no puede utilizarse para que haya más expulsión estudiantil y precarización laboral docente. 
Del verso del "gobierno de científicos" a la privatización del sistema científico.