08/06/2021

San Martín: Moreira quiere maquillar el desastre educativo

Mesas Educativas, un parche para disimular el ajuste.

El intendente de San Martín Fernando Moreira (Frente de Todos) anunció que las Mesas Educativas distritales comenzarán a funcionar en cuarenta barrios de San Martín. Creadas en febrero junto a Carlos Greco, rector de la UNSAM, y a la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia, sus objetivos serían “asistir, incentivar y facilitar el contacto de vecinos con el sistema educativo para superar los problemas causados por la pandemia”.

La iniciativa municipal reconoce implícitamente un primer hecho: que durante todo el año 2020 miles de docentes y estudiantes afrontaron la virtualidad por cuenta propia debido al abandono del Estado. Sin embargo, la preocupación de Moreira aparece -no casualmente- a pocos meses de las elecciones y festejó que recién esta primera semana de junio “se abordaron necesidades territoriales y se realizó un balance de las primeras semanas de clases con los nuevos protocolos”.

Las Mesas Educativas se limitan a realizar encuestas en los barrios, repartir algunos bolsones de comida y fotocopias de material didáctico. Además, entregan tareas semanales a les estudiantes que no pueden asistir a clases virtuales, empadronan a les vecines en programas nacionales como FinEs o Progresar y se reúnen a compartir los datos relevados.

Como se ve, el kirchnerismo intenta maquillar el desfinanciamiento del sistema educativo. En San Martín son “Mesas Educativas”, en Pilar es el programa “Tarea de todos” y para Juan Grabois (CTEP), las “brigadas solidarias”. Pero la maniobra es la misma: poner a los municipios en el centro de la escena para que tapen los agujeros presupuestarios y reserven los recursos provinciales al pago de la deuda con los bonistas. La municipalización de la educación pública, con Kicillof a la cabeza, es un viejo anhelo de la reforma educativa.

Pero revincular a les estudiantes requiere más que repartir fotocopias. En el distrito tenemos decenas de colegios con peligro de derrumbe, falta de agua y gas, invadidos por ratas y con aulas hacinadas. El 40% de las familias no poseen acceso a conectividad y la mayoría carece de un servicio alimentario. Además, tras la vuelta a clases presenciales, varies docentes murieron por Covid-19.

Para salir de la crisis educativa y resolver los problemas causados por la pandemia necesitamos aumento del presupuesto educativo, inmediata cobertura de todos los cargos docentes, un plan de vacunación masivo, dispositivos y conectividad gratuita para docentes y estudiantes, paritarias indexadas por inflación, edificios escolares en condiciones, insumos de limpieza y protección sanitaria. Reparto de becas, computadoras y conectividad para todo aquel que lo necesite, empadronamiento irrestricto de IFE y Progresar y un SAE de calidad nutritiva para todes les estudiantes que lo necesiten.

Este es el programa que defendemos desde el Partido Obrero para sacar de la crisis actual al sistema educativo, denunciando las políticas de ajuste y abandono del gobierno, organizando cada escuela y cada barrio para salir a luchar por nuestros derechos hasta arrancarle al gobierno todo el pliego de reivindicaciones.

 

También te puede interesar:

Al ajuste de Kicillof hay que oponerle un programa de los trabajadores.
Nacionales y populares contra las cuerdas.
23 de junio: ¡todes al consejo de escuela!
Los intendentes de Juntos por el Cambio festejaron la decisión del gobernador bonaerense de retomar las clases presenciales en la provincia.
En un contexto de lucha a nivel nacional, levantada por el sindicalismo combativo, las escuelas se pronuncian.