02/06/2021

Santa Cruz: el partido NOS niega la verdad y con ello los derechos

Rechazamos los dichos oscurantistas y le oponemos la educación laica y científica.
rosa razuri las heras

Rosa Razuri, militante del partido de ultraderecha NOS y de la negación frente a la prueba científica, ha llegado a la barbaridad de intentar exponer frente a sus estudiantes que la gente no muere por Covid-19. Es la misma organización política que se enarbolaba detrás de la falsa premisa de “salvar las dos vidas”, cuando se discutía la legalización del derecho al aborto. Es claro que el partido NOS, del cual Rosa Razuri es referente en la localidad de Las Heras, no está a favor de salvar ninguna vida, sino más bien de conculcar derechos a la clase obrera.

En tiempos donde millones de trabajadores y sus familias exigen que lleguen las vacunas para poder sortear una pandemia que se ha llevado decenas de miles de vidas en nuestro país -78.093 para ser exactos-, los antiderechos no reclaman un mejor sistema de salud, no exigen que lleguen las vacunas, no plantean un seguro que ayude a la cada vez mayor cantidad de desocupados a sobrellevar la crisis sanitaria y económica. La derecha esconde bajo la alfombra el flagelo de la violencia de género y obligan a parir a niñas y empujan al aborto clandestino a mujeres violadas o que simplemente no desean sus embarazos.

La postura de la abogada Rosa Razuri no es la postura del conjunto de la docencia y tampoco de la juventud que se organiza para poder acceder al sistema educativo bajo la virtualidad. Cuando la docencia exige mejores salarios es porque somos conscientes que necesitamos cubrir los costos de la canasta familiar para poder acceder a todos los alimentos necesarios para que funcione mejor nuestro sistema inmunológico y por lo tanto enfrentar mejor cualquier enfermedad que nos pueda atacar, incluyendo el Covid-19. Somos conscientes cuando las y los estudiantes reclamamos puntos de wifi y dispositivos electrónicos para garantizar el derecho a la educación bajo la virtualidad.

Sabemos que hay un virus que ha matado a millones en el mundo y queremos que se garantice nuestra salud y nuestro derecho a estudiar y reclamamos vacunas ya para todos y todas, porque entendemos que el virus existe y que mata.

Hay planteada una lucha, entre quienes se disfrazan de negacionistas para barrer con nuestros derechos y quienes luchamos día a día para terminar con un régimen social que nos empuja a la barbarie y del cual la ultraderecha es la variante más descarnada. Sin embargo, este posicionamiento no debe ser utilizado para poner en riesgo el puesto de trabajo de la Sra. Razuri, sino un adecuado reencauzamiento de los contenidos escolares que deben estar apegados a los principios de la ciencia y no del oscurantismo.

Vamos a organizarnos para defender nuestros derechos, en primer lugar al cuidado de nuestra salud, de una educación laica y al servicio del pueblo.

Solo la clase obrera le puede dar una salida de conjunto a las crisis del régimen capitalista.

En esta nota

También te puede interesar:

El porcentaje surge de un informe de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI).
La monopolización detrás de los acuerdos leoninos y los insumos claves.
El anuncio de volver a la presencialidad en ciudades de menos de 30 mil habitantes es antisanitario.
la pandemia pone de relieve años de vaciamiento educativo.