03/09/2020

Un encuentro sin respuestas oficiales a las demandas de les secundaries de CABA

Balance de la reunión con el Ministerio de Educación Nacional.
Estudiante Rodolfo Walsh - Presidenta CENBA

El día lunes 31/08, representantes estudiantiles de la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB) y de la Unión de Centros de Estudiantes Secundarios (UnCES) participamos de una reunión con el ministro de Educación Nacional, Nicolás Trotta.

La convocatoria a esta reunión surge en el marco de un repudio generalizado de la comunidad educativa de CABA frente al anuncio del jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta y la ministra Soledad Acuña de avanzar en la apertura de los colegios en el formato de “ciberescuela” como presunta solución a la crisis que atravesamos estudiantes y docentes, profundizada a partir de la virtualización de la cursada.

El desfinanciamiento sistemático al que se somete a la educación, hoy se traduce en cifras preocupantes de deserción estudiantil por la falta de recursos digitales y de conexión Wi-Fi, dejando entre 5.000 y 10.000 estudiantes excluides de la cursada. A esta situación se le suma la pésima asistencia alimentaria, la cual no cubre los 15 días correspondientes por su escasez y mucho menos nutricionalmente; y también el retraso en el otorgamiento de las becas Ciudad, que comenzarán a ser cobradas recién esta semana tras 5 meses de aislamiento obligatorio y además su monto equivalente a un salario mínimo resulta sumamente acotado en un cuadro de inflación interanual de aproximadamente 45%.

Nuestros reclamos

Frente a esta situación, tanto desde la CEB como desde nuestra representación como conducción del Centro de Estudiantes del Nacional Buenos Aires planteamos nuestra gran preocupación con respecto a la crítica situación que atraviesa la educación en su conjunto. La mayoría de los problemas que se expresan actualmente, es decir, la brecha socioeconómica que deja afuera del acceso a las clases virtuales tanto a docentes y estudiantes por no disponer las herramientas tecnológicas para hacerlo, en los colegios preuniversitarios y en todo el país se desprende de un problema de raíz, el Presupuesto Nacional.

En función de priorizar el acuerdo de reestructuración de la deuda pública con los acreedores y los bonistas, este año no se votó una partida presupuestaria anual, sino que quedó vigente el presupuesto macrista de ajuste votado a fines de 2018. A esto, el ministro Trotta contestó que este año se votó una extensión de presupuesto para las universidades, lo cual es cierto, pero ocultó que esto implicó sólo un aumento en 3 millones de pesos para las 57 que hay en el país, lo que profundizó su desfinanciamiento. También se atajó de la denuncia del congelamiento de las paritarias universitarias argumentando que ‘’el salario de lxs docentes universitarios fue consensuado en paritarias y está por encima del salario mínimo, lo cual es un orgullo’’ cuando, no sólo la precarización docente con la extensión de su jornada laboral mediante la virtualidad se profundizó sino que además, el aumento previsto para este mes fue suspendido.

La problemática del presupuesto también radica en el congelamiento las becas estudiantiles en los colegios preuniversitarios a sólo $2200 por mes, mientras que en la Ciudad después de 5 meses de pleno silencio, ahora se está entregando la primera cuota de la Beca Ciudad de $16.000 que se entrega en solo dos cuotas al año, sobre lo cual el ministro no respondió ni garantizó un compromiso para aumentarlo. Por otro lado, para preparar la vuelta a clases, el Protocolo Marco que votó el Consejo Federal de Educación dispuso un presupuesto de $2.300millones que destina solo entre 30 mil y 50 mil pesos por cada colegio del país. Esto no contempla, además de comprar elementos de higiene para impedir el contagio del Covid-19 de la comunidad educativa, un plan de obras necesario en todos los colegios que desde hace años se vienen abajo en el país, ya sea porque se inundan, tienen plaga de roedores o no tienen los insumos suficientes, a lo cual el ministro se comprometió a ‘’tenerlo en cuenta’’, sin interiorizar en cómo será efectivamente el proyecto del Presupuesto 2021 que se discutirá en las próximas semanas.

También llevamos el reclamo por la suspensión de implementación de la ESI laica en lo concreto en la virtualidad, que quedó a cargo nuevamente de la voluntad de les docentes y por iniciativa de los centros de estudiantes, lo cual es sumamente peligroso en un contexto de profundización de la violencia dentro de los hogares y del grooming (acoso sexual mediante redes sociales) hacia las niñas y les adolescentes. A esto el ministro respondió que la ESI sí se aplica, que tiene su apartado en los cuadernillos y que ante cualquier consulta de la misma ‘‘hablemos con quien se encarga del área de ESI en el Ministerio’’.

En conclusión, en la reunión no pudimos resolver nada en concreto, ni siquiera un compromiso puntual desde el Ministerio de Educación ante nuestros reclamos. Solo se resaltó que desde los centros de estudiantes hagamos un pronunciamiento contra el protocolo de Larreta y le enviemos una carta transmitiendo nuestras demandas.

La lucha en contra de la deserción sigue en pie

La experiencia de estos últimos 5 meses, donde la crisis educativa y la deserción estudiantil solo se profundizaron, demuestra que les estudiantes tenemos grandes desafíos planteados.

Los reclamos por los que nos organizamos son claros: el conjunto de la comunidad educativa rechaza la vuelta a las aulas sin condiciones epidemiológicas y más aún ante la grave situación edilicia de los colegios. Necesitamos el aumento del monto de las becas y su otorgamiento irrestricto e inmediato, y la universalización de la asistencia alimentaria educativa. Vamos por la distribución de computadoras y la liberación de datos de todas las plataformas para la totalidad de les pibes y pibas que así lo precisen. El aumento presupuestario en materia educativa es la base para garantizar todos estos reclamos.

Los centros de estudiantes debemos ponernos a la cabeza de la lucha en defensa de nuestra educación organizándonos de manera independiente del gobierno de la Ciudad y nacional, quienes hoy priorizan la reestructuración de la deuda con los bonistas, acreedores y el pacto con el Fondo Monetario.

Desde la UJS Secundaries y la juventud del Polo Obrero llamamos a todes les estudiantes a difundir y empadronarse en el siguiente formulario, el cual será entregado el viernes 11/09 a las 11hs al Ministerio de Educación de la Ciudad junto con una carta colocando todos estos reclamos.