01/06/2021
CABA

Una nueva reforma amenaza la formación docente en CABA

Los tres puntos de la reforma Larreta-Acuña.
UJS-PO Joaquín V. González.

Emmanuel Lista, quien está a cargo de la Unidad de Coordinación del Sistema de Formación Docente, mantuvo en los últimos días reuniones con los rectores de distintos institutos que dependen del área. En estas reuniones se discutieron una serie de criterios para implementar durante el 2022 en los terciarios.

En todas las reuniones de consejo directivo donde se abordó el tema, se mencionó la preocupación del funcionario por “hacer algo” con las carreras con pocos inscriptos. Además, se destacó la indicación de Lista de no querer abrir la inscripción al segundo cuatrimestre en los institutos donde hay pocos ingresantes. Mientras tanto el gobierno de Larreta le da manija a la inscripción a la Unicaba.

Spoiler alert: Se está cocinando una nueva reforma educativa y el cocinero es el mismo que quiere cerrar los institutos desde hace 4 años. Veamos punto por punto de que se trata la reforma.

En primer lugar, el gobierno va a impulsar un curso de ingreso común a todos los terciarios. Este curso duraría 2 meses contaría con una parte relacionada a la formación docente y otra centrada en la lectura, escritura y oralidad, y suplantaría a la materia Taller de LEO de los planes de estudio. Esto implica un nuevo ataque a la autonomía de los institutos, además de reducir personal docente dejando a muchos docentes sin trabajo. Unificar el ingreso además es el primer paso para avanzar en una política de ingresos con cupos.
La excusa para implementar esto sería buscar un nivelador por el déficit educativo que traen los estudiantes secundarios después de la virtualización. Si justamente todas las pruebas y estadísticas dicen que hay un déficit en lectura y escritura ¿por qué reducir 1 materia de 2 años, a los pocos días de un curso? Estamos hablando del mismo gobierno que nada hizo por los 4 de cada 10 pibes que se quedaron afuera del sistema educativo por no contar con conectividad y dispositivos. En la Ciudad, Larreta desvió millones de pesos que eran destinados al Plan Sarmiento, a la educación privada.

En segundo lugar, desde el gobierno pretenden imponernos es la instalación del sistema Siu-Guarani para las inscripciones. Además de que la implementación de este sistema trajo complicaciones en todos los lugares donde se implementó, esta medida también representa avanzar sobre la autonomía de los institutos. Sería el gobierno de la Ciudad quien concentre los datos de donde hay muchos estudiantes, donde hay pocos, donde abrimos, donde cerramos.

Por último, pretenden reformar completamente los postítulos gratuitos. El gobierno quiere pasarlos a un formato modular, sin la posibilidad de cursar más de dos módulos en forma simultánea. Como el puntaje de los docentes que se reciben en los postítulos se mide según la cantidad de horas cursadas, esta reforma también recorta el puntaje, además de poner en riesgo cargos docentes y devaluar el contenido de los postítulos, que ya vienen siendo sistemáticamente atacados por el gobierno, que este año recortó la matrícula del único postítulo de ESI en un 50%: sobre la base de 1.700 postulantes, ingresaron 100.

Hace 4 años el gobierno de Larreta quiso cerrar los institutos para abrir la Unicaba. Luchando logramos frenar el cierre. Una vez más, tenemos que salir todos juntos a defender la educación pública.
Desde la UJS-PO Terciarios hacemos un llamado a toda la comunidad educativa a rechazar esta reforma. Vayamos a asamblea en todos los institutos para poner a los terciarios de pie y enfrentar el ataque del gobierno.