05/04/2001 | 701

Ezeiza: la media 201 dijo basta y ganó

La localidad de Ezeiza sufrió, en enero, el paso de un tornado con graves consecuencias, entre las que destacó la voladura del techo de la Escuela Nº 201, a la que asisten 1.500 alumnos en tres turnos, con quince divisiones en cada uno. A pesar de haberse hecho los reclamos a la Dirección General de Escuelas desde el 11/1, no hubo respuestas y se llegó a la fecha del inicio de clases sin techos, motivo por el cual no comenzaron las clases y sí comenzó el peregrinaje para ver adónde se podía trasladar a los alumnos.


Se resuelve, a través de la jefa de inspectores, enviarnos al edificio de otra escuela, la Técnica Nº 1, a la cual se les suspenderían los talleres para que cedan espacio. Hasta allí se aceptó. A partir de esa irracional solución los docentes nos negamos al traslado y se convocó a una asamblea pública a los padres y alumnos. La Municipalidad de Ezeiza también entró en acción y trató de desinflar cuanto pudo, pero no pudo, y propuso alquilarnos un club.


El lunes 19/3 se llevó adelante la asamblea en la calle, frente a la escuela. Concurrieron 2.000 personas, entre padres, alumnos y docentes. Apenas se empezaron a explicar las dos propuestas, los padres y alumnos las rechazaron. Subieron al escenario funcionarios del Consejo Escolar que trataron de explicar los motivos del retraso de una solución. Fueron abucheados y debieron bajar. Tuvo que aparecer un arquitecto de la Dirección General de Escuelas y firmar un acuerdo con padres y docentes comprometiéndose a que en quince días se harían las refacciones. Pero los padres y alumnos no confiaron en los funcionarios y formaron una Comisión para controlar las obras.


Nadie se retiró sin recordar a los funcionarios que si no se entrega la obra en el plazo estipulado se acabará el diálogo, y se irá a cortar la ruta nacional 205 hasta obtener nuestro reclamo.


La enorme movilización generada en Ezeiza hizo que comenzaran ese mismo día los trabajos de refacción. Este triunfo nos permite organizarnos mejor para reclamar por otras reivindicaciones, en conjunto, docentes y padres. Adelante.