14/11/1995 | 473

“La juventud gira a la izquierda”

P: ¿En qué ejes se basó la campaña del Frente de Lucha?


Jacin: Estuvo basada en dos cuestiones principales: la primera, la defensa de la educación pública, laica y gratuita, la derogación de la Ley Federal de Educación aprobada por menemistas y radicales y por una ley salida de las aulas. Al pasar por los cursos explicamos los ataques que se vienen en el año ‘96, que se pretende destruir el secundario, reventar los primarios y restringir el acceso a la Universidad. Todo esto como parte de una política de entrega de la salud, la educación y de ataque a los trabajadores por parte del gobierno Menem-Cavallo. Nuestro segundo eje fue que el Frente de Lucha es la única agrupación realmente independiente, no de los luchadores y la izquierda, sino del gobierno y de las autoridades radicales.


P: Ahora, ¿qué tareas se plantean para el FdeL y para la UJS?


Jacin: En primer lugar, el fenómeno del FdeL es necesario reproducirlo por lo acertado de sus métodos, acciones y planteos, que no son otros que los de los activistas y luchadores. La UJS tiene que transformarse en la organización revolucionaria de la juventud, sabiendo aprovechar las posibilidades que nos plantea la actual situación política. La situación es de un giro muy importante en la juventud hacia la izquierda. Lo demuestra no sólo nuestro triunfo, sino también el del Frente de Lucha del Moreno y el desplazamiento de los radicales en el Pellegrini. Todo esto indica que la juventud se está poniendo de pie. Nuestra tarea es seguir consolidando nuestro centro, reforzar la Coordinadora y extendernos a otros colegios, formando agrupaciones como el Frente de Lucha y, principalmente, prepararnos para la realización de un gran congreso de la UJS. Nada más.

También te puede interesar:

Este 20 y 21 de diciembre, votá Oktubre en Graduadxs - Lista 14.
Vamos el 11/12 a la Plaza de Mayo, contra el acuerdo con el FMI.
La intromisión de “herramientas virtuales” no puede utilizarse para que haya más expulsión estudiantil y precarización laboral docente. 
La decana de Sociales se abstiene de exigir un mayor presupuesto para la facultad.