08/05/2021

La Matanza: la lucha por el ingreso irrestricto en los profesorados

Luego de 2 meses de lucha por el ingreso en el ISFD 82, la dirección del instituto y la Jefatura Distrital y zonal hicieron explícita su decisión de dejar afuera a lxs 200 estudiantes que pedían por un cupo para poder arrancar este ciclo lectivo. Lo hicieron reconociendo que las condiciones en la que se sostienen las cursadas en los terciarios matanceros son insuficientes. Este proceso deja varias conclusiones políticas para les estudiantes, y la tarea de superar el bloqueo que representan las agrupaciones peronistas ligadas al oficialismo, que llevan a la parálisis de los centros de estudiantes.

La lucha en el ISFD 82

La lucha comenzó en la instancia de inscripción a las materias para los ingresantes 2021. Es que en cuestión de minutos se informaba desde el sistema de inscripción que no quedaban más lugares; a pesar de que de por sí los días y horarios en que correspondía inscribirse eran sumamente acotados. Instantáneamente la bronca se expresó en las redes sociales. Nuestra agrupación, Tribuna Estudiantil, tomó rápidamente el reclamo, armando un formulario para empadronar a todxs los ingresantes excluídos que en cuestión de horas alcanzó los 200 estudiantes con la idea de presentarlo al Consejo Académico Institucional y a la Dirección del instituto. La respuesta institucional fue la desestimación del reclamo. La premura para descartar el reclamo y la falta de respeto en su respuesta despertó indignación. A partir de allí se organizaron dos movilizaciones a la Jefatura Distrital, varias reuniones abiertas de estudiantes, campañas de fotos visibilizando el reclamo y dos reuniones con las autoridades. En la última de ellas, las autoridades reconocieron que la problemática del ingreso se presentó en todos los terciarios, y que la capacidad edilicia y la falta de nombramiento docente para el desdoblamientos de cursos eran la causa estructural.

  Hasta aquí dos conclusiones. La primera es que el reclamo visibilizó un déficit en el acceso al nivel terciario para la juventud matancera, que involucra al conjunto de los Institutos de Formación Docente del distrito y que no es exclusivo del 82. La mayoría de lxs jóvenes (aunque también había adultxs) empadronados intentó anotarse en varios institutos, y en todos se les cerró la puerta. La segunda es que Tribuna Estudiantil sigue siendo la agrupación de referencia estudiantil para luchar por los reclamos, lugar conquistado, entre otros hitos, con la enorme lucha por el edificio único para el ISFD 82, y defendido en cada elección para Centro y para el CAI.

El rol de las direcciones estudiantiles oficialistas

Frente a lo que ya se perfilaba como un conflicto relevante en el distrito, el Frente de Estudiantes Terciarios de La Matanza, un agrupamiento compuesto por la mayoría de los centros de estudiantes de La Matanza afines al oficialismo (donde reviste La Walsh, conducción del CE del 82) presentó un comunicado el 11 de marzo, para luego no volver a tocar el asunto. En él sostenía que la educación “es una deuda histórica que se puede saldar, no sigamos repitiendo prácticas excluyentes aprendidas en la gestión anterior”, confesando que existe una continuidad en el vaciamiento educativo. Podrían haberse pronunciado en apoyo a las luchas en curso por el ingreso o de las juventudes piqueteras que reclamaron conectividad y dispositivos en el Ministerio de Educación. O haber peleado en 2020 contra el 50% de deserción estudiantil que hubo en todo el nivel terciario debido a la brecha digital. Pero, más allá de las palabras, en el plano de la acción y la organización este agrupamiento brilló por su ausencia. Así es como estos dichos se convierten en una impostura para encubrir su pertenencia a un gobierno cuya única deuda que le interesa saldar es la del FMI, a costa de la educación. Los estudiantes que quieren sumarse a defender la idea de que los recursos vayan a la educación, deben romper toda relación política con el gobierno fondomonetarista de Alberto Fernández, el de Kicillof y el del municipio.

La UJS defiende el derecho a estudiar

La intervención de la UJS en la lucha en el ISFD 82 y en los lugares de estudio este último período marcan el camino de la defensa de la educación pública. Nuestra premisa es aportar a la organización de un movimiento estudiantil independiente de los gobiernos, las patronales y las iglesias, junto con la clase obrera. Este método es la clave para demandar consecuentemente el ingreso irrestricto, mejores condiciones de cursada con dispositivos, conectividad y becas y ESI laica y científica. De esta forma pudimos canalizar la demanda en el 82 y es la forma en la que actuamos en todos los lugares de estudio, clarificando la responsabilidad política de las autoridades, los gobiernos y las direcciones de los centros de estudiantes cómplices. Este 8 de mayo la Unión de Juventudes por el Socialismo (UJS) está realizando un plenario regional para discutir, junto con estudiantes de todos los niveles del distrito, estas conclusiones políticas y todas las que están planteadas en la lucha por el derecho a estudiar. Te invitamos a participar para poner en común las conclusiones que sacamos de esta experiencia, con vistas a continuar organizados por el derecho a estudiar y todas las demandas de la juventud. ¡Sumate a la UJS!

En esta nota

También te puede interesar: