El viernes 10 de mayo, estudiantes y padres de los dos colegios públicos y gratuitos de Capital dependientes de la Universidad, el Nacional Buenos Aires y el comercial Carlos Pellegrini, junto a la Facultad de Ciencias Sociales, se movilizaron con una gran marcha de 2.000 estudiantes, que tuvo como destino la sede del rectorado de la UBA y que recibió una amplia cobertura periodística.


El motivo de la marcha está presente desde hace ya tiempo en las páginas de Prensa Obrera: la intención de las autoridades de ambos colegios de eliminar el sexto año, es decir, el ingreso directo a la Universidad, y en el caso del Buenos Aires, también liquidar el curso de ingreso anual.


En el Pelle, la iniciativa se lanzó en la primera reunión de delegados, que contó con la participación de ochenta estudiantes, y se sometió a votación en masivas asambleas por turno. En el Buenos Aires, una asamblea de doscientos padres votó, entre otras cosas, apoyar la movilización y organizar sus propios delegados por año y turno.


Una vez que las columnas llegaron a destino, una delegación de seis compañeros de cada Centro (entre los que se contaban los que suscriben) se entrevistaron con el Rector de la Universidad, Oscar Schuberoff, al cual se le hizo entrega de las cartas firmadas por la totalidad de los padres del Buenos Aires (en base a un modelo difundido por el CENBA) y se le planteó el reclamo unánime de los estudiantes: que se nos garantice la continuidad de sexto y del curso de ingreso.


Schuberoff nos tuvo que atender, pero no sólo no nos dio una respuesta sino que pretendió desmovilizarnos con el argumento de que las denuncias efectuadas sólo serían un rumor, pese a que el rector del Pelle presentó el año pasado un proyecto en el Consejo Asesor de su colegio para eliminar sexto, y que ya cerró una de sus orientaciones (Ingeniería).


Es evidente que sólo nuestra movilización y organización garantizará que se respeten nuestros derechos.

También te puede interesar:

Tras consolidarse un ajuste de al menos un 20% en 2021, el próximo año traerá un aumento del 26,5% con una inflación prevista del 33%.
Luego de que las autoridades los eliminaran arbitrariamente por dos años, esta semana comenzaron los exámenes promocionales.
A raíz de una propuesta impulsada por la UJS y por las fuerzas del FIT-U.
Asamblea y movilización por lo nuestro.