11/04/2002 | 749

Apoyo a la lucha de los trabajadores rurales sin tierra

José María de Almeida, Presidente

La prensa nacional informó con gran destaque la ocupación de la hacienda perteneciente al presidente de la república, Fernando Henrique Cardoso, en Buritis (Minas Gerais). Y también la operación de desocupación en la que participaron fuerzas del Ejército y de la Policía Federal (que para eso mostraron una rapidez y una eficacia que no se ve en el combate al crimen en este país, menos todavía si el crimen es la corrupción, practicada por los amigos del gobierno.

 

El PSTU declara públicamente su apoyo irrestricto a la ocupación de la hacienda por parte de los trabajadores sin tierra. Y exige al gobierno que cumpla los acuerdos hechos con el MST (Movimiento de Trabajadores rurales Sin Tierra) y que libere inmediatamente a los 16 trabajadores presos (…).

 

Al contrario de la violencia con que los latifundistas y el gobierno tratan a los trabajadores rurales sin tierra, Brasil necesita que se haga una amplia reforma agraria, bajo control de los trabajadores. Es preciso distribuir la tierra para crear empleo, dar dignidad a la vida de los millones de trabajadores que dependen de ella para trabajar y para que se produzcan más alimentos, a un precio más accesible al pueblo brasileño.

 

Por eso consideramos la lucha por la reforma agraria una lucha de todo nuestro pueblo. Por eso nuestra solidaridad con el MST.

 

En esta nota