18/05/2016 | 1411

Apple, un ícono de la tecnología en problemas

Las pérdidas reflejan el estancamiento de la economía


Apple informó un balance parcial del año con una caída generalizada en las ventas en 13 años. El producto estrella, el iPhone, ha reducido sus ventas por primera vez desde que fue presentado en 2007.


Las acciones, vienen reflejando esos resultados con pérdidas del 30% desde su máximo. Su capitalización, la mayor de Wall Street, se ha recortado en 40 mil millones de dólares desde que anunció su balance en abril, equivalente al valor en bolsa de Netflix.


Apple en 2003 tenía una valuación en bolsa de 5.000 millones de dólares. Luego de la reciente caída la capitalización aún supera los 500.000 millones de dólares. Se multiplicó por 100 veces en solo 13 años, superando el aumento de sus ganancias.


Su valuación en bolsa refleja la burbuja de valuaciones desligadas de sus ganancias que ha creado la Reserva Federal (el Banco Central), con créditos a tasas bajas y una gigantesca emisión, facilitando que la empresa compre acciones para inflar su valuación. Una práctica habitual y difundida entre las grandes empresas.


Menores ventas y menores ganancias


Las menores ventas de iPhone, donde concentra el origen de sus ganancias, reflejan varios problemas para las empresas y la economía global.


Las ventas tuvieron menor demanda en Estados Unidos (un 11%) y mucho menores en China donde cayeron 26%. Reflejando el menor crecimiento económico. Y se suma que el gobierno de China le cerró los “e-book” y los “servicios digitales”, restringiendo su actividad. (NYT, 26/4).


Otra fuente de dificultades son las exportaciones, los analistas dicen que Apple y otras “muchas compañías han sido dañadas por un dólar fuerte” (ibdm) que dificulta y reduce las exportaciones.


Los pronósticos de la misma empresa es que las ventas seguirán declinando y prevé menores ingresos que en el primer trimestre del año.


Efectivo sin destino y debilidad de sus acciones


Las extraordinarias ganancias de años anteriores han dejado grandes cantidades de efectivo sin destino rentable. Acumula reservas que ya alcanzan los 232 mil millones de dólares, un dinero ocioso que no tienen destino en que invertir.


El agotamiento del incentivo de las bajas tasas, las empresas con menores ganancias


Según Thomson Reuters, las ganancias empresarias están cayendo 5,2 por ciento en el primer trimestre respecto del año pasado. En Europa, las empresas agrupadas en el índice Stoxx 600 (las mayores de Europa) registran una disminución de ganancias del 18 por ciento. (FT, 4/5)


La caída de la tasa de ganancias de Apple es común de amplios sectores empresarios. Y revela el agotamiento de los intentos de reanimar la economía de los bancos centrales de Estados Unidos y Europa con emisión monetaria y bajas tasas.


La caída de precios en sus acciones es un golpe a la estrategia del directorio, que ha invertido fortunas en compras de sus propias acciones para mantenerlas en niveles elevados. Ahora están produciendo pérdidas financieras que se suman a las operativas.


Apple no está sola


Otra empresa emblemática como Twitter reveló resultados desalentadores, con menores ingresos y débiles proyecciones. Exxon Mobil, el gigante petrolero altamente endeudado, fue degradado y perdió la triple A de su deuda por primera vez desde la gran depresión.


“Año miserable para los bancos”, titula Wall Street Journal y dice que “las acciones sufren la continuidad de las bajas tasas” (10/4). Las dudas de la Reserva Federal sobre las tasas y mantenerlas sin cambios está deteriorando los balances de los bancos.


Bajas tasas y en algunos casos tasas negativas de interés globalmente han erosionado las ganancias bancarias. Mientras que una declinación de las materias primas al inicio del año aumentan las preocupaciones sobre las exposiciones a deudas de las empresas en energía y sectores mineros.


Los bancos centrales con las bajas tasas y emisión monetaria están produciendo lo contrario de lo declamado, la crisis iniciada en 2008 ha tenido avances en su agravamiento con la política monetaria y ha reducido su capacidad de intervención.


Un columnista del Financial Times concluye que los pobres ingresos empresarios, “pueden explicarse como parte de las primeras etapas de un mercado a la baja en los EE.UU.” (5/5)

También te puede interesar:

La monopolización de la comunicación digital.
Nace un nuevo sindicato en Silicon Valley.
La agudización de la guerra comercial y la disputa tecnológica
El dilema de la industria periodística no encuentra salida en sus propios términos.