18/10/2007 | 1014

Asamblea ambientalista argentino-uruguaya

Un gran paso

Contrariando a Tabaré Vázquez y, sobre todo, a Kirchner, que apuestan al desgaste de la lucha ambientalista por la pronta puesta en funcionamiento de la planta de Botnia, los asambleístas entrerrianos han dado un paso fundamental: junto con asambleas ambientalistas de todo Uruguay formaron la Asamblea Regional Ambiental del Río Uruguay.


La reunión constitutiva se realizó en Nueva Palmira. Cerca de allí, la española Ence “relocalizará” la planta que pensaba construir en Fray Bentos. En Puerto Palmira, además, se encuentra el puerto desde donde operará Botnia. Por el lado argentino, la asamblea contó con asambleístas de Gualeguaychú, Concordia, Colón, Misiones y Corrientes; por el uruguayo, asambleas ambientales de Colonia, Agraciada, Soriano, Tacuarembó, Fray Bentos, Concepción del Uruguay, Rivera, Montevideo, Rocha, Mercedes y Carmelo. También estuvo presente el Sindicato de Trabajadores de la Forestación de Rivera.


La asamblea no sólo marca una gran victoria en la lucha contra las pasteras por estas presencias. Además, votó un programa que repudia “la propagación de los monocultivos, la extranjerización de las tierras, y la instalación de industrias contaminantes en la región”. No se refieren sólo a Botnia y Ence sino también a la pastera Stora Enso (que también tiene planificado instalarse en Uruguay) y la empresa Isusa (que fabricará ácido sulfúrico para abastecer a las pasteras). Aunque todavía no lo definió, la asamblea aprobó realizar un “plan de lucha común”, que comenzará con una nueva manifestación frente a la planta de Botnia en Fray Bentos. Los entrerrianos ratificaron, además, su decisión de marchar a la Plaza de Mayo para repudiar al gobierno que se rindió frente a las pasteras.


Esta asamblea liquida, de cuajo, la pretensión de ambos gobiernos de enfrentar a los pueblos de Argentina y Uruguay.