16/09/2020

Un llamado de lucha a los trabajadores brasileños

Trabajadores del Correo en huelga general desde hace un mes hacen un llamado a una jornada nacional de movilización para el lunes 21.

@luizrochabh / LPS

El presente texto fue publicado en el sitio de la organización Luta Pelo Socialismo (LPS).

Los trabajadores de Correos se aproximan al día 30 de huelga nacional contra los ataques del gobierno de Bolsonaro, que está retirando derechos históricos de la categoría, reduciendo la remuneración de los salarios de los trabajadores en casi 50% y, con esto, pavimentando el camino de la privatización de la Empresa Brasileña de Correos y Telégrafos (ECT), la mayor empresa pública de logística de América Latina. Todo esto en medio de una pandemia que ya se cobró más de 130 mil vidas en el país y que está siendo utilizada por el gobierno para promover un verdadero desmantelamiento del Estado nacional.

La huelga de los trabajadores de Correos se presenta no como la lucha de una categoría específica, sino como un enfrentamiento contra la agenda económica neoliberal puesta en práctica por el actual gobierno, que representa la destrucción de la economía nacional en beneficio de las grandes corporaciones imperialistas, cuya consecuencia es el empobrecimiento y la superexplotación de todos los trabajadores.

Este es un movimiento en defensa del patrimonio del pueblo brasileño. Derrotar la lucha de los ecetistas es un paso fundamental en el avance de medidas contra la mayoría del pueblo y es por esto que la huelga está siendo aislada por el gobierno. Bolsonaro sabe que el movimiento huelguista de Correos incendiaría otras categorías en torno de una lucha colectiva en defensa del servicio público y contra los ataques a la clase trabajadora.

Así, hacemos un llamado nacional a todos los trabajadores brasileños, para salir a las calles el próximo lunes, día 21, y juntarse en la gran manifestación nacional que será realizada en Brasilia (Distrito Federal) y también en todas las capitales del país. En este día se juzgará el Acuerdo Colectivo de los ecetistas, cuyo resultado traerá consecuencias, inclusive, para el ordenamiento jurídico de nuestro país. Esto porque, el gobierno, a través de la dirección de la empresa, consiguió una medida liminar inédita en el Supremo Tribunal Federal (STF), que quebró la vigencia de la sentencia normativa proferida el año pasado por el Tribunal Superior del Trabajo (TST), cuya validez se extendería hasta agosto de 2021. O sea, la propia liminar ya creó una inseguridad jurídica en el campo trabajador en todo el país y colocó en jaque la propia existencia de la Justicia del Trabajo en Brasil.

La solidaridad de clase entre todas las categorías, principalmente las que están en la mira de las privatizaciones debe ser la tónica para que sea creada una verdadera unidad en la lucha. Por eso, más que eso, es preciso crear una conmoción nacional, transformando esta importante huelga en un movimiento que potenciará la lucha de la clase trabajadora brasileña contra los ataques del gobierno de Bolsonaro.

¡Por la unidad, en la lucha, de los trabajadores brasileños!.

¡Huelga general el día 21/9 en defensa del servicio público!.

¡En defensa de las estatales, patrimonio de los trabajadores!.

¡En defensa de los derechos de los trabajadores, todo el apoyo a la huelga de los trabajadores de Correos!

¡Fuera Bolsonaro y todo su gobierno! ¡Por un gobierno de los trabajadores de la ciudad y del campo!

En esta nota