06/07/2021

Canadá: continúa la quema de iglesias tras el hallazgo de restos de cientos de niños indígenas

También derribaron estatuas de las reinas Isabel y Victoria.

Miles de manifestantes en distintas ciudades de Canadá reaccionaron con quema de iglesias y derribo de estatuas ante los recientes hallazgos de fosas comunes con cientos de niños indígenas que vivieron en internados católicos en el siglo pasado. Entre mayo y junio de este año fueron encontrados más de 1.000 cadáveres de niños en emplazamientos pertenecientes a la Iglesia Católica y gestionados por el gobierno, y la respuesta popular no se hizo esperar.

El derribo de las estatuas de las reinas Isabel y Victoria- símbolos de la opresión de los pueblos originarios- se produjo en la fecha de la conmemoración anual del «día de Canadá», el 1 de julio. En la ciudad de Winnipeg, miles de personas movilizaron para honrar a las víctimas de los internados y para mostrar su apoyo a las comunidades indígenas. Otro grupo de manifestantes acudió hasta la sede del Poder Legislativo de Manitoba como parte de su protesta por la muerte de los niños.

Durante el último año, en movilizaciones en todo el mundo en contra de la discriminación y atropellos de tipo racial se han producido manifestaciones en contra de símbolos del imperialismo, del colonialismo y de la esclavitud.

Una política de exterminio

El sistema de escuelas residenciales formó parte de una política orquestada desde el propio Estado canadiense y desde las entrañas de la clase dominante, cuyo objetivo fue consolidar las relaciones sociales capitalistas en la región sobre la base de la expulsión de los pueblos nativos (Prensa Obrera, 10/6).

Si bien aún se desconocen los detalles de las muertes, las especulaciones más fuertes giran en torno a una política de “exterminio” de las comunidades originarias de la zona que tenía como eje el “Sistema Escolar de residencias indígenas” y que se extendió desde 1860 hasta 1998 aproximadamente. Este sistema comprendía 139 internados- escuelas, que estaban administrados por el gobierno y por autoridades eclesiásticas (ídem). Se calcula que entre los años 1869 y 1998, más de 150.000 niños fueron arrancados de sus familias para ser enviados a estas escuelas donde no podían ni siquiera hablar su propia lengua.

Para  Justin Trudeau, el primer ministro canadiense, estos hallazgos “reafirman una verdad que conocen desde hace mucho tiempo” y “pidió disculpas”. Los compromisos de investigación por parte del gobierno no han pasado de promesas. Cae sobre sus espaldas la responsabilidad de estos atropellos mancomunados junto a la Iglesia Católica. Por su parte, el Papa Francisco y el Vaticano no han emitido palabra.

Vamos por la real separación de las Iglesias y el Estado.

También te puede interesar:

Condenado en 2019 a 45 años de prisión, se encontraba cumpliendo prisión domiciliaria.
Triunfo de la marea verde. Hasta el momento, solo en Oaxaca y Ciudad de México se podía acceder a la IVE.
Paraguay - Estados Unidos - Canadá - Senegal.
Las camarillas “reformistas”, la burocracia de Apuba y el ministerio le arman una sede de la UBA a las Scholas Ocurrentes del Papa Francisco.
La repercusión ha sido la quema de 4 iglesias católicas en lo que va de la semana.
Denuncia a tres obispos argentinos por encubrir abusos sexuales a un menor de edad durante cinco años.